Público
Público

El Gobierno baraja un recorte de las cotizaciones durante dos años

Para ganar tiempo, las medidas se incluirán en un proyecto de ley ya en trámite

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El recorte en las cotizaciones de la Seguridad Social que pagan los empresarios y que finalmente podría abarcar hasta dos puntos de la cuota, estará en vigor los próximos dos años. El Gobierno ya había insinuado en varias ocasiones el carácter temporal de alguna de las medidas que se debaten y ayer, el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, concretó aún más este periodo al asegurar que se debe trabajar 'con un horizonte temporal' y ser conscientes de que, 'a partir de 2011, habrá un antes y un después de la crisis'.

Fuentes conocedoras de la negociación dan por sentado que la medida se adoptará de forma puntual para los próximos dos años y que puede tener un coste para el Estado de 8.500 millones de euros, 'una cifra difícil pero no imposible de encajar'.

Los técnicos del Gobierno están haciendo lo que popularmente se conoce como encaje de bolillos buscando la fórmula para sustraer a la Seguridad Social 1,5 puntos de cotizaciones sin desequilibrar el sistema. Los 0,5 puntos restantes vendrán de los excedentes de las mutuas de la Seguridad Social. En este sentido, ayer Ibermutuamur (una mutua que a su vez integra varias sociedades) anunció que, gracias a su excedente de 108 millones de euros, aportará 83 millones a las arcas de la Seguridad Social, lo que finalmente facilitará el descuento a los empresarios.

Este recorte de las cotizaciones es el único que puede ser permanente, ya que no afecta a las contigencias comunes y en el primer borrador presentado por el Gobierno no se delimitaba su temporalidad.

La ayuda de 420 euros a los parados que hayan perdido el derecho a la prestación contributiva, la otra gran iniciativa que se debatirá hoy en el nuevo encuentro entre el Gobierno y los agentes sociales, también tendrá un carácter temporal, según remarcó Corbacho. Por ahora, la propuesta del Gobierno es de seis meses de ayudas, ligadas a formación, y otros seis meses 'teniendo en cuenta la evolución de los indicadores de la actividad económica y el empleo'. El secretario general de UGT, Cándido Méndez, defendió ayer que la medida sea indefinida, informa Efe.

Fomento del Empleo

Por otra parte, la intención del PSOE es que las medidas que se acuerden en el pacto social se tramiten de la forma más rápida posible, por lo que espera incluirlas como enmiendas al actual proyecto de Ley de medidas de Fomento del Empleo que se debate en el Congreso. De esta forma, eliminarían el trámite de aprobación del Real Decreto y las medidas podrían estar en vigor a finales de octubre. El proyecto de ley al que se incorporarían las iniciativas nació fruto de la anterior, y frustrada, negociación de los agentes sociales en marzo, cuando finalmente el Gobierno aprobó unas medidas sin consenso.

En cualquier caso, habrá que ver si se cumple el calendario que desea Moncloa, ya que ayer la Junta Directiva de la CEOE aseguró que 'negociarán más allá de los plazos'.