Público
Público

El Gobierno británico confirma que tenía fichado al terrorista de Detroit

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno británico confirmó hoy que el nigeriano Umar Farouk Abdulmutallab, acusado de intentar destruir un avión con un explosivo adherido al cuerpo el pasado viernes en Detroit (EEUU), figuraba en una "lista de vigilancia" en el Reino Unido.

El ministro británico del Interior, Alan Johnson, corroboró ese extremo un día después de que fuentes gubernamentales declararan a la agencia local Press Association (PA) que las autoridades de este país denegaron este año un visado a Abdulmutallab.

Abdulmutallab, de 23 años e hijo de un banquero nigeriano, acabó el pasado año un curso de ingeniería en el londinense University College London (UCL), donde estudió de 2005 a 2008, y solicitó un nuevo visado.

Sin embargo, la Agencia de Fronteras del Reino Unido rechazó la petición tras comprobar que el presunto terrorista quería el visado para matricularse en un curso falso.

Por ese motivo, el presunto terrorista pasó a engrosar una "lista de vigilancia" de personas que tienen prohibida la entrada en territorio británico.

"Si estás en una lista de vigilancia, no puedes entrar en este país. Puedes pasar por este país si estás de tránsito hacia otro país, pero no puedes entrar en este país", explicó el titular del ramo a la cadena pública británica BBC.

Johnson señaló que las autoridades estadounidenses deberían, en teoría, haber sido informadas de la presencia del nigeriano en la lista de observación británica.

Asimismo, el ministro remarcó que estaría "muy sorprendido" si se hubiera producido algún fallo de comunicación entre EEUU y el Reino Unido, ya que ambos países comparten información de manera rutinaria en materia de seguridad.

El Gobierno norteamericano ha confirmado también que Abdulmutallab aparecía en una lista de vigilancia "genérica" de supuestos terroristas, que incluye más de medio millón de nombres, si bien no tenía prohibido viajar a ese país.

El titular británico de Interior agregó que Scotland Yard investiga ahora "qué pasó cuando él (el sospechoso) estuvo en este país, si se radicalizó en este país y si existió allí alguna relación con quien pueda estar detrás de este complot".

"Todavía -apuntó Johnson- no sabemos si ha sido una conspiración de un solo hombre o si hay más gente detrás. Sospecho que sea lo segundo más que lo primero".

Scotland Yard ha efectuado registros en varios inmuebles, entre ellos un piso de un lujoso bloque de apartamentos en el centro de la capital británica que, según la cadena pública BBC, responde a la "última dirección conocida" del supuesto terrorista en la ciudad.

El atentado fallido ha provocado un refuerzo de la seguridad en los aeropuertos británicos, especialmente en los vuelos con destino a Estados Unidos.

En cumplimiento de ese nuevo dispositivo, la aerolínea británica British Airways (BA) ha indicado en su web que los viajeros con rumbo al país norteamericano sólo podrán acceder al avión con un pieza de equipaje de mano.