Público
Público

El Gobierno británico se endeudará para relanzar la economía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Reino Unido gastará miles de millones de libras para financiar un recorte de impuestos con la esperanza de evitar que se agrave la recesión, pero advirtió el lunes de que los impuestos tendrán que subir posteriormente para hacer frente al impulso.

El ministro de Finanzas, Alistair Darling, dijo al Parlamento que recortaría el impuesto sobre las ventas y ampliaría la ayuda para las pequeñas empresas, los salarios más bajos y los propietarios de casas, en un paquete por valor de 16.000 millones de libras (19.000 millones de euros), o alrededor de un uno por ciento del Producto Interior Bruto.

Pero Darling advirtió que los recortes impositivos actuales implicarán futuras subidas, incluida una prevista del impuesto a los ingresos para los salarios más altos, aplazada hasta después de las próximas elecciones,

La decisión es el principal cambio de política del Gobierno laborista y significaría la primera vez que se eleva ese impuesto sobre los ingresos desde 1975.

"Estos son tiempos extraordinarios y desafiantes para la economía global. Y están teniendo un impacto sobre los negocios y las familias de todo el mundo", declaró Darling.

Las apuestas son elevadas: Reino Unido se hunde en una recesión, con fuertes bajas de los precios de las casas, alzas en el número de desocupados y contracción de la producción manufacturera.

El impulso fiscal de Darling está siendo igualado, de alguna manera, en gran parte del mundo mientras la economía global cae en picado.

La Comisión Europea presentará el miércoles planes para impulsar la economía de la UE, y el presidente electo de EEUU, Barack Obama, ha sentado las bases para un nuevo paquete de estímulo masivo, combinando recortes de impuestos para las clases medias y gasto en infraestructuras.

Alemania, Holanda y España ya han anunciado planes de estímulo. El de la UE está valorado en 130.000 millones de euros.

GRAN DEUDA

Para pagarlo, Darling dijo que la deuda pública británica ascendería a alrededor de 118.000 millones de libras en el próximo año fiscal, alrededor del 8 por ciento del PIB y muy por encima de los 38.000 millones que él previó en marzo.

pero parece poco probable que esto suceda.

Darling recortó sus previsiones de crecimiento económico al 0,75 este año y un crecimiento negativo de entre 0,75 y un 1,25 por ciento el próximo año. En marzo, Darling previó un crecimiento del 2 por ciento este año y alrededor de 2,5% en 2009.