Publicado: 02.05.2014 12:52 |Actualizado: 02.05.2014 12:52

El Gobierno calcula que ahorrará 5.000 millones en el pago de intereses de la deuda este año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno confía en ahorrar al menos 5.000 millones de la partida presupuestaria que destina a pagar los intereses de la deuda, según han señalado fuentes gubernamentales. En los Presupuestos Generales del presente año, el Gobierno estableció una partida de 36.590 millones de euros para financiar estos intereses, una cifra que suponía un descenso del 5,2% respecto a 2013, y un 10,3% del gasto total. De hecho,  pensiones, desempleo y pago de la deuda se comen más de la mitad del gasto presupuestario previsto para el año 2014.

Sin embargo, la mejora de la situación económica ha permitido recuperar gran parte de la confianza perdida durante la crisis, lo que se ha visto reflejado en una mejora de los costes de financiación del Tesoro. Gracias a esta mejora, las rentabilidades que ofrece el organismo a los inversores se han situado en el nivel más bajo de la historia en el caso de los bonos a 3, 5 y 10 años. En concreto, el interés medio del bono a diez años, cuya rentabilidad se utiliza para valorar el movimiento de la prima de riesgo, se situó en abril en el 3,059% y el marginal en el 3,073%, el más bajo de la serie y muy similar la rentabilidad del bono a 10 años del mercado secundario. Así, el coste medio de emisión de las nuevas subastas se sitúa ligeramente por encima del 2% y la vida media de la deuda se ha alargado hasta los 6,3 años.

El menor corte de la deuda hará que el Gobierno pueda ahorrar al menos 5.000 millones y que pueda emplear este dinero en otras cosas, como en la reforma fiscal que prepara, que devolverá a los contribuyentes de IRPF y Sociedades algo más de 7.600 millones en dos años. En 2013, el Gobierno también consiguió ahorrar parte de lo destinado a financiar los intereses de la deuda. En concreto, ahorró unos 8.500 millones que destinó a la reducción del déficit público.

Pese al descenso de esta partida, el Gobierno prevé que la deuda pública supere el 100% del PIB en 2015, hasta el 101,7%, para bajar al 101,5% en 2016, aunque será en 2017 cuando comience a descender fuertemente y se quede en el 98,5%. En este contexto, el Tesoro Público emitirá 59.000 millones de euros de deuda pública neta en 2014, un 9,2% menos respecto a los 65.000 millones de euros inicialmente previstos.

Este viernes,  la rentabilidad ofrecida por los bonos españoles a diez años en los mercados secundarios de deuda se ha situado por debajo del umbral del 3% por primera vez desde septiembre de 2005 y se aproxima así a su nivel intradía más bajo en toda la serie histórica (el 2,970% que marcó el 22 de septiembre de 2005). En concreto, el interés del bono a diez años ha llegado a caer hasta el 2,998%, tras haber iniciado la sesión en el 3,003% y haber llegado a subir hasta el 3,014%.

El rendimiento del bono español de referencia no ha dejado de caer en los últimos meses, por el cambio de percepción que los inversores tienen del país, que han elegido la deuda española como "activo refugio" frente al recelo que despiertan algunos países emergentes. El secretario General del Tesoro Público, Íñigo Fernández de Mesa, explicaba hace unos días que inversores conservadores del centro y del norte de Europa, procedentes de Alemania, Finlandia o Dinamarca, están aumentando sus compras de deuda española.