Público
Público

El Gobierno calcula que España se mantendrá como beneficiaria neta del presupuesto de la UE

Moncloa cifra el saldo neto en 1.500 millones, el 0,15% del PIB. España recibirá más fondos para el empleo y para la agricultura. Los líderes europeos pactan reducir el techo de gasto para los próximos siete a&ntil

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete alcanzaron en la madrugada de este viernes, tras más de 16 horas de negociaciones, un principio de acuerdo sobre un techo de gasto de 960.000 millones de euros para el presupuesto de la UE de 2014-2020. Aunque las negociaciones aún no están cerradas, lo que sí parece claro es que España se mantendrá como beneficiaria neta del presupuesto de la UE en los próximos seis años. El Gobierno de Mariano Rajoy cifra las ayudas netas que recibirá España en al menos el 0,15% del PIB. De hecho, el saldo neto para España será similar al del actual periodo 2007-2013, o incluso superior según los cálculos de Bruselas.

A las 10:00 horas los líderes europeos se tomaron una pausa y retomarán las conversaciones con el objetivo de sellar el pacto final. El acuerdo, en cualquier caso, parece muy próximo. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aseguró este viernes que la negociación 'va bien' aunque no quiso entrar en detalles sobre el principio de acuerdo alcanzado sobre el techo de gasto global ni en cuánto se mejora la posición española. 'Va bien', se limitó a constatar Rajoy tras 19 horas de negociaciones.

Según Moncloa, el resultado de las negociaciones mejora sus expectativas iniciales. El Ejecutivo daba por descontado que España se convertiría en contribuyente neto a las arcas comunitarias durante el próximo periodo. El compromiso final del presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, aumenta las ayudas para España en un total de 1.500 millones de euros respecto a la anterior propuesta, según explicaron fuentes de Moncloa.

Por un lado, se recorta en 1.000 millones de euros el cheque específico para las regiones, de 2.800 millones a 1.800 millones. Pero este descenso se compensa, en primer lugar, con el nuevo fondo de 3.000 millones de euros para combatir el paro juvenil —del que España espera recibir unos 925 millones— y por otro por el mayor peso del factor desempleo a la hora de repartir  las ayudas contra el paro (otros 900 millones).

Además, España recibirá una asignación extra de 500 millones de euros para desarrollo rural. Precisamente, el Gobierno se había quejado de las ayudas agrícolas adjudicadas hasta ahora por considerarlas insuficientes. Aparte del aumento de las ayudas europeas, España se beneficiará también de una disminución total de 3.500 millones de euros en su aportación total al presupuesto de la UE. Ello se debe a los recortes aplicados al marco financiero; a que los ajustes afectan sobre todo a las políticas que menos benefician a España, como el I+D; y a que se disminuyen los cheques a los contribuyentes netos, excepto el británico.

El acuerdo representa el triunfo de los contribuyentes netos, según los analistas

Esta será la primera vez que el presupuesto de la UE sufra recortes respecto al del periodo anterior, en concreto casi 34.000 millones de euros en comparación con las perspectivas financieras 2007-2013.

El acuerdo representa el triunfo de los contribuyentes netos, liderados por Reino Unido y Alemania, que reclamaban más ajustes en línea con la austeridad que Bruselas exige a los Estados miembros. Además, el nivel de pagos se reduce hasta 908.000 millones de euros.

La mayor parte del recorte final practicado a los presupuestos se ha concentrado en los presupuestos destinados a infraestructuras, I+D e innovación.

En contraste, el ajuste en el capítulo de administración se limita únicamente a 1.000 millones de euros. Se logrará reduciendo en un 5% el número de eurofuncionarios durante el periodo 2013-2017, aumentando las horas de trabajo y congelando los salarios durante dos años.