Público
Público

El Gobierno cambiará títulos de FP por experiencia laboral

Dos nuevas titulaciones potencian el cuidado de personas dependientes y niños

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno aprobó este viernes con seis meses de retraso respecto a lo anunciado la herramienta estelar de su hoja de ruta para la nueva Formación Profesional (FP). Las personas que acrediten su experiencia en trabajos relacionados con la Ley de Dependencia y la educación infantil tendrán más fácil el acceso a sendos títulos de FP. El Ejecutivo espera que 8.000 personas se beneficien del real decreto antes de que finalice este año.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, anunció la intención de lanzar la oferta este mismo año. Se prevé dar solución a dos problemas con este reglamento: mejorar el pésimo porcentaje de alumnos que optan por la FP al término de la educación obligatoria (un 27%, por el 50% en la UE); y mejorar el nivel de formación de los trabajadores (el 60% de los parados sólo tiene la formación obligatoria).

La potenciación de la FP obedece al tan repetido objetivo gubernamental de fomentar la economía verde. El Ejecutivo propuso en la última reunión del grupo de trabajo del Diálogo Social que la 'creación de empleo se debe orientar a actividades más coherentes con el nuevo entorno económico'. Traducido a títulos de FP, el Gobierno quiere de momento profesionales formados en educación infantil y atención a dependientes.

Para ambos sectores cuenta con planes en marcha. El Ministerio de Educación cofinancia un proyecto con las comunidades autónomas que pretende ampliar el número de alumnos matriculados de 0 a 3 años en 2012. Para este proyecto, enfocado a hacer posible la conciliación laboral y familiar, hay destinados 1.087 millones de euros hasta 2012. La Ley de Dependencia es la segunda salida para aquellos que quieran convalidar su experiencia profesional.

La anterior ministra de Educación, Mercedes Cabrera, presentó la acreditación profesional para la FP como una oportunidad para amas de casa. 'Mujeres que pueden demostrar mucha experiencia en el cuidado de niños o de mayores y que ahora quieren entrar en el mundo laboral', explicó a finales de 2008. Estas mujeres acudirán a una comisión para examinarse sobre los conocimientos adquiridos. En caso de superar el test, entrarán a estudiar un título de FP con parte del camino hecho. Cerca de un 20% del título será convalidado.

La apuesta por la FP desde el Gobierno fue ofrecida a sindicatos y empresarios con plazos decididos. El Ejecutivo prometió crear en el plazo mínimo de tres meses un plan para extender los centros integrales de FP hasta llegar a los 1.000 antes de 2011. La propuesta de Moncloa para el grupo de trabajo del Diálogo Social insiste en la necesidad de priorizar la implementación del sistema 'en los sectores emergentes'.

Aunque el Gobierno comienza por los dos mencionados campos, plantea la posibilidad a las autonomías para desarrollar su propia acreditación profesional. De esta manera, está previsto que las zonas de España donde el turismo tiene más peso y se haya notado en el aumento del paro de este sector, se potencien los ciclos formativos relacionados con la hostelería.

La crisis económica ya ha empezado a afectar a las matriculaciones de parados, que han decidido dar otra oportunidad a sus estudios. Por primera vez en 15 años, los alumnos de FP crecieron cerca de un 3% en el pasado curso. Los planes del Gobierno pretenden incentivar el peso de la FP con una mayor vinculación con la universidad.

La oferta del Ejecutivo para el Dialogo Social incluyó la creación en el primer trimestre de 2010 de un modelo que conecte la FP de grado superior con los estudios universitarios. A través de un real decreto, el Gobierno planteará el reconocimiento recíproco de ambas vías educativas. El distanciamiento de los títulos universitarios con el mundo laboral ha supuesto que un porcentaje cercano al 5% del alumnado de FP de grado superior provenga de la universidad.