Público
Público

El Gobierno también camufla en el Presupuesto los pluses para altos cargos

Aguirre niega que parte de su sueldo esté oculta pero no da cifras 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El caso de Francisco Granados, el exconsejero madrileño que en su declaración de bienes al Senado anotó un sueldo 22.000 euros superior al que la versión oficial le atribuía, ha destapado un hecho celosamente oculto: tanto los máximos altos cargos de la Comunidad de Madrid (PP) como los de segundo y tercer nivel de la Administración central (PSOE) cobran sobresueldos que sus respectivos presupuestos camuflan cada año.

Legalmente, nada impide a los altos cargos cobrar esos complementos. Políticamente, las dos administraciones logran transmitir la idea de que ha habido una rebaja salarial drástica y evitan que cualquier ciudadano pueda calcular con detalle cuánto ganan sus responsables políticos. Para esos sobresueldos, el Ejecutivo de Aguirre destina este año 557.480 euros, publicó ayer el diario El País. El Gobierno, 9,9 millones de euros, aseguraron a Público fuentes del Ministerio de Economía.

Las cúpulas de cada ministerio, salvo su titular, cobran plus de productividad

Los consultados en ambas administraciones niegan con vehemencia que quepa hablar de ocultación o ausencia de transparencia: salario y complementos son conceptos 'diferentes' que ocupan lugares distintos en el presupuesto, alegan ambas partes.

En la Comunidad de Madrid, la bolsa de complementos salariales representa sólo un 5% menos que lo asignado para 2010 (587.200 euros) pese a que la teórica rebaja de sueldos de altos cargos oscila entre el 15% de Aguirre y el 8% de los directores generales y a que del organigrama administrativo sólo ha desaparecido una consejería. Según el Ejecutivo regional, esa partida 'no se ejecutará al completo'. ¿Por qué entonces, en un momento como este, se presupuesta al alza y no a la baja? 'Porque se trata de gastos variables', fue la respuesta de la Consejería de Hacienda madrileña. El líder de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, exigió ayer a Aguirre explicaciones de por qué dijo en un telediario que se bajarían los sueldos 'cuando a escondidas se los han subido'.

En Madrid, el fondo para sobresueldos sólo se ha reducido un 5% este año

La presidenta encabeza la lista de beneficiarios de esos complementos. El vicepresidente, los consejeros y los viceconsejeros y asimilados completan la nómina. El dinero aparece consignado bajo el epígrafe 'homologación de otro personal'. Ni una sola sílaba permite deducir que tras ese eufemismo se encuentran los máximos dirigentes del Gobierno regional madrileño.

Por lo que concierne al Gobierno central, están igualmente disfrazados los fondos a repartir entre secretarios de Estado, subsecretarios, directores generales y asimilados a una de las anteriores categorías. Los sobresueldos, de cuya percepción quedan excluidos precisamente quienes mayor responsabilidad afrontan el presidente Zapatero, que cobra 78.185 euros, y sus ministros se engloban en una macropartida de 1.074 millones bautizada 'incentivos al rendimiento'. O sea, pluses de productividad que mayoritariamente van dirigidos a funcionarios sin cargo político.

Las fuentes consultadas en el Ministerio de Economía confirmaron la cuantía de los pluses de productividad para altos cargos en 2011 los 9,9 millones reseñados pero dijeron carecer de datos sobre cómo ha evolucionado su dotación respecto a 2010 y 2009. La partida general en que se localizan esos 9,9 millones ha decrecido este año sólo un 5,7% respecto al ejercicio previo.

En Madrid, el Gobierno de Aguirre justifica sus sobresueldos con el argumento de que también el Ejecutivo de Zapatero los paga. La palabra mágica es aquí la 'homologación' con los altos cargos del Ejecutivo central. Pero, en realidad, es un factor ignorado si Madrid aplica una equiparación en sentido estricto o si sus sueldos superan a los del grueso de los responsables de la Administración central.

Porque, aunque Aguirre desmintió ayer, rotunda, que parte de su sueldo quede oculta en el Presupuesto se refleja en las cuentas de forma 'transparente y diáfana', dijo, lo cierto es que no dio cifras. Conocerlas con exactitud resulta imposible. Su equipo asegura que la jefa del Ejecutivo madrileño ha igualado su nómina a la de un secretario de Estado.

Pero, como precisan tres cartas del Gobierno central fechadas entre 2007 y 2009 y a las que ha tenido acceso este diario, no todos los secretarios de Estado perciben lo mismo. La 'retribución básica' de Aguirre así la denominan las cuentas de la comunidad ronda los 91.000 euros. Y su complemento salarial por 'homologación' ha de sobrepasar los 25.000 euros si ha optado por igualar su salarios con los de aquellos secretarios de Estado situados en el centro de la tabla salarial. En total, la presidenta recibe 116.000 euros como poco.

En 2009, el plus medio para los secretarios de Estado se cifraba en 28.131 euros. De haberse aplicado también aquí una rebaja del 10% , ese complemento tipo es hoy de 25.318 euros. Para los subsecretarios, el 'módulo' de 2009 se elevaba a 24.180 euros. Y el de director general, más sujeto a vaivenes, se cifraba en 19.869 euros.