Público
Público

El Gobierno cargará la nueva antenización de la TDT al usuario

Soria confirma que serán los usuarios los que pagarán la modificación de las antenas, cuyo coste global será de 300 millones de euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha reconocido que serán los consumidores quienes tendrán que pagar la modificación de las antenas para poder recibir la televisión digital terrestre (TDT) tras la ubicación de sus antenas, cuyo coste global ascenderá a 300 millones de euros. El cambio se llavará a cabo para permitir lo que se conoce como 'dividendo digital' -liberación de parte del espectro radioeléctrico para desarrollar tecnologías de telefonía de última generación 4G-.

'Va a ser un coste de 300 millones de euros y lógicamente tendrán que hacer frente a él los consumidores. Este Gobierno responde de lo que hace y no se responsabiliza de lo que hizo el anterior. Es verdad que (el Ejecutivo actual) tiene que asumir una situación de partida que venía como consecuencia del Gobierno anterior y pretendemos mejorarla. Así, lo que comportaba un coste de aproximadamente 900 millones de euros será de unos 300 millones de euros', ha asegurado.

En este sentido, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero indicó que destinaría 800 millones de euros del proceso de subasta de frecuencias móviles que aportó a las arcas del Estado unos 1.650 millones de euros para la reantenización de la TDT, de forma que los ciudadanos no 'sufrieran una paralización de las emisiones de televisión ni sus costes'.

'Hay que tener en cuenta que hay cuatro canales en el plan actual. A diferencia del anterior, la televisión privada pasa de seis canales múltiplex de televisión a cinco y, al tiempo, los públicos pasan de diez a ocho', ha explicado el ministro, que ha acentuado que será un plan 'sensiblemente mejor'.

Respecto a los plazos en los que el consumidor deberá asumir este coste, el ministro se ha limitado a decir que dependerá del ritmo al que los usuarios quieran ir reantenizando sus instalaciones con el fin de reubicar esos canales múltiplex, que hoy está en la parte de espectro conocida como 'dividendo digital' y que tiene que migrar a la parte no liberada. En cualquier caso, el plazo para llevar a cabo el 'dividendo digital' está fijado para enero de 2014, un año antes de lo previsto.

La reacción de los consumidores ha llegado hoy mismo. La Agrupación de Usuarios de la Televisión (AUC), a través de su presidente, Alejandro Perales, ha rechazado hoy que los consumidores deban asumir los 300 millones de euros que costará reorientar un millón de antenas de televisión a causa del Plan del Dividendo Digital.

La AUC estima que eso supone que los ciudadanos paguen íntegramente el precio de reorientar las antenas de aproximadamente un millón de edificios que lo necesitarán para sintonizar los canales de televisión que se verán desplazados en las ondas a causa del citado Plan.

LA AUC recuerda que el Gobierno de Zapatero se comprometió a asumir el coste

La AUC considera que, puesto que ese ingreso ha ido a parar a las arcas del Estado y teniendo en cuenta el coste asumido ya por los consumidores por la puesta en marcha de una TDT, que no ha supuesto las ventajas prometidas, el precio de este proceso no debería recaer una vez más en los ciudadanos.

Alejandro Perales ha explicado que el anterior Ejecutivo se comprometió a que el Estado asumiera el coste de ese proceso y que así lo consigno la Ley de Economía Sostenible.

'Si el argumento para cambiar esa decisión es que estamos en crisis, pues nos parece peor todavía, porque son precisamente los ciudadanos quienes ya están pagando esa crisis', ha señalado.

El titular de la cartera de Industria ha afirmado que la nueva ley de telecomunicaciones, que el Ejecutivo aprobará próximamente, llevará a cabo una reducción de los precios de las tarifas de telecomunicaciones.

Vamos a dar una mayor libertad a los operadores, lo que favorecerá las inversiones y supondrá un abaratamiento de los servicios'. Además, el ministro ha precisado que se intentará eliminar las restricciones burocráticas actuales.

El ministro ha afirmado que con esta nueva ley se pretende facilitar el despliegue de nuevas redes y evitar barreras administrativas. Soria ha realizado estas declaraciones en la inauguración hoy en la capital cántabra del XXVI Encuentro de las Telecomunicaciones organizado por la patronal del sector Ametic y Telefónica, dentro de los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), bajo el título 'El puente hacia el futuro'.