Publicado: 27.06.2014 10:46 |Actualizado: 27.06.2014 10:46

El Gobierno catalán no pagará la educación en castellano: "si quieren guerra, la tendrán"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El conseller de Economía de la Generalitat, Andreu Mas-Colell, ha afirmado este viernes que el Govern está dispuesto a tomar medidas legales para defender la necesidad de un nuevo modelo de financiación autonómica, y también se ha mostrado beligerante contra la decisión estatal de que Catalunya pague la educación en escuelas privadas a alumnos que no tengan opción de educarse en castellano en otros centros: "Nosotros no pagaremos nada, protestaremos. Si quieren guerra, la tendrán".

En una entrevista de TV3, ha argumentado que la ley dice que debía haber un nuevo modelo de financiación a partir de 2014, aunque el Gobierno central esgrime que no es obligatorio: "Lo exploraremos, y si ha de derivar hacia una batalla legal no la evitaremos".

Respecto al anuncio de este jueves del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, de 3.900 millones adicionales para las comunidades autónomas en 2015 en las entregas a cuenta, ha confiado en que sea una cifra neta-teniendo en cuenta el adelanto y la liquidación anual- y no humo, pero en todo caso, Mas-Colell ve estas cifras claramente insuficientes para cubrir las necesidades de los servicios básicos, que son gestionados por las autonomías y están extremadamente tensionados: "Espero que aguante, pero se está jugando con fuego".

El conseller ha insistido en la crítica de que el Estado haya renunciado a tres décimas de déficit de 2014 respecto al límite que había puesto la UE -del 5,8% al 5,5%-, y aunque no entiende por qué no se ha utilizado este margen para dar más margen a las autonomías, ha apuntado una hipótesis.

Ha considerado que posiblemente piensan que, como por una parte rebajan impuestos y eso "despierta perplejidad en instituciones internacionales porque los números no acaban de encajar, quieren dar un mensaje compensatorio" y demostrar que no afecta a la reducción del déficit, aunque con ello se están penalizando los servicios públicos que administran las autonomías, lo que a su parecer también muestra que el Ejecutivo de Mariano Rajoy subestima los gastos que no son de competencia estatal.

Mas-Colell ha defendido que hace falta que llegue más dinero del Estado a las autonomías, "hacer una gran recontratación y redistribuir los fondos de impuestos entre el Gobierno central y las CC.AA", en un contexto de previsión de que en los próximos años aflore dinero por la bajada de los intereses, por la reducción del paro y por el mayor cumplimiento fiscal.

"Catalunya debe retener una fracción más grande de los impuestos que pagamos. Hay para todo, para tener más dinero para Catalunya y hacer una contribución muy generosa a la solidaridad con el resto del Estado", ha incidido.

"No pondremos en peligro la financiación de los servicios públicos, que se hace con dinero de los catalanes que nos llega a través del Gobierno central", ha añadido.

Con todo, tras el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) de este jueves en el que el Gobierno central ha mantenido el límite de déficit autonómico en el 1% este año, ha explicado la rebaja de impuestos de la reforma fiscal y ha descartado un nuevo sistema de financiación, por ahora se ha mostrado pesimista respecto a la posibilidad de contar con más ingresos en 2015: "Las noticias de ayer no son buenas, de momento el dinero no lo tenemos".

Respecto al conflicto con el Ejecutivo central por la educación en castellano en Catalunya, ha calificado la decisión de imponer a Catalunya el pago de centros privados como "una alcaldada estrambótica, muy provocadora y muy conflictiva".