Público
Público

El Gobierno colombiano no dará "oxígeno político" a las FARC

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El vicepresidente de Colombia, Francisco Santos Calderón, dijo hoy que el Gobierno de Álvaro Uribe está dispuesto a ser "flexible" para facilitar la libertad de rehenes de las FARC pero, advirtió, no está dispuesto a "generar más riesgos a otros colombianos o a darle oxígeno político" a la guerrilla.

Santos Calderón inicia hoy en Madrid una gira por España, que le llevará también a las ciudades de Barcelona y Zaragoza con el objetivo de reunirse con empresas españolas para fomentar la inversión, y que extenderá después a Polonia, Bruselas e Italia.

Tras participar en el II Foro "Colombia, una oportunidad" en la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Santos Calderón aseguró a Efe que el Gobierno colombiano está "muy cercano al límite" de lo que puede "flexibilizar".

"El Gobierno colombiano ha flexibilizado posiciones. Ha permitido otra vez la participación de la doctora Piedad Córdoba", destacó el vicepresidente Santos.

A su juicio, el problema es que para las FARC las personas que tiene secuestradas "no son seres humanos, sino una mercancía".

"Ellos sólo desean obtener rentabilidad política o buscar una simetría entre las FARC y el Estado. Cuando uno en la otra parte no encuentra mecanismos de racionalidad humanitaria, sino un negocio político sucio, es poco el margen que uno puede tener", agregó.

Por ello destacó que no habrá "más negociación al menudeo de la libertad humana".

Preguntado si cree que está cercana la entrega de rehenes, Santos Calderón afirmó: "Desafortunadamente, creo que no. Porque para las FARC no son seres humanos, sino mercancía que vale tanto como un bulto de papas".

Por otra parte, preguntado por la "campaña para silenciarle" que denuncia el ex jefe paramilitar colombiano Diego Fernando Murillo, alias "Don Berna" y extraditado a Estados Unidos en mayo de 2008, el vicepresidente colombiano aseguró que él no cree "a los criminales".

"No hay una campaña para silenciar a nadie, sino que cumplimos la ley", aseveró, antes de afirmar que "estas personas que cometieron delitos atroces contra Colombia deben purgar primero por narcotráfico" en EEUU y después en su país.

No obstante, Santos Calderón pidió a los medios de comunicación colombianos que sean "un poco más selectivos en a quién le abren el micrófono" y que no utilicen a "hampones como fuentes de información".