Público
Público

El Gobierno se compromete a cofinanciar el gasto de gestión en la plaga de topillos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Palencia, 20 sep (EFE).- La ministra de Agricultura, Elena Espinosa, se comprometió hoy a cofinanciar hasta el 50 por ciento de los gestos de gestión que la Junta de Castilla y León haya dedicado a combatir la plaga de topillos, siempre que obtenga el apoyo del resto de comunidades en la conferencia sectorial del 15 de octubre.

Así lo afirmó hoy en Palencia la ministra antes de pronunciar la conferencia "Situación y perspectivas de la política agraria" en el marco de las XVIII Jornadas Palencia en el 2000, organizadas por ASAJA.

Una vez cuantificados los gastos del Gobierno regional en la plaga de topillos, se llevarán a la conferencia sectorial del 15 de octubre donde la ministra de Agricultura, según dijo, espera el apoyo del resto de comunidades autónomas.

Contando con este apoyo, Espinosa se comprometió a cofinanciar el 50% de los gastos de gestión de la plaga de topillos e insistió en que faltaría por abordar las indemnizaciones que se establezcan para paliar las pérdidas económicas ocasionadas por los roedores en los campos de Castilla y León.

En este sentido puntualizó que primero hay que valorar esas pérdidas y matizó que no puede existir un compromiso claro por parte del Ministerio cuando ni siquiera Castilla y León tiene todavía esas cifras y así se lo transmitió ayer a la consejera de Agricultura, Silvia Clemente, en una reunión mantenida después del Consejo Consultivo.

En cuanto a la ponencia celebrada hoy en el auditorio de Caja España de Palencia, la ministra de Agricultura repasó la política agraria española actual y sus perspectivas.

En esta línea destacó que la agricultura española, en el marco de la PAC y de la política agraria nacional, tiene como objetivo prioritario y concreto consolidar e incrementar una producción orientada al mercado, claramente competitiva, sostenible, tanto en lo que se refiere a la viabilidad económica como al respeto de prácticas y normas medioambientales.

En todo caso, Elena Espinosa puntualizó que es indispensable la colaboración de la industria agroalimentaria y de la cadena de distribución como elementos más dinámicos y por su posición intermedia entre la producción y el consumo para impulsar el funcionamiento de todo el sistema.

Además subrayó que hay que tener en cuenta que la industria agroalimentaria española se sitúa entre los primeros sectores industriales del país con un nivel de ocupación de más de 350.000 personas y con unas ventas que suponen el 17 por ciento del conjunto industrial.

Elena Espinosa dedicó una parte de su intervención a explicar la situación coyuntural de la actividad y de los mercados agrarios y a revisar los principales temas pendientes de la política agraria comunitaria que se están debatiendo y que se aprobarán en este trimestre y en el primer semestre del año próximo.

Así, manifestó que el MAPA está consolidando y perfeccionando el Régimen de Pago Único de la Reforma de la PAC, en colaboración con las comunidades autónomas y con los agricultores.

También indicó que está en curso el proceso de negociaciones y decisión para la aplicación de las nuevas reformas, con particularidad la de frutas y hortalizas, así como el propósito de cerrar el esquema del sector remolachero azucarero, como consecuencia de las decisiones que se adopten en el Consejo la próxima semana.

Por su parte el presidente de ASAJA, Pedro Barato, valoró el contenido de estas jornadas, en su opinión de referencia en Castilla y León para todos los agricultores e hizo un balance positivo del año agrícola.