Público
Público

El Gobierno para los concursos de Barajas y El Prat, sin un plan B

Pastor anuncia que "transformará" Aena y la abrirá al capital privado, pero no cómo ni cuándo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Lo que ya era una realidad asumida por las empresas interesadas en el concurso de Barajas y de El Prat se consumó ayer. La ministra de Fomento, Ana Pastor, anunció que el Gobierno 'renuncia' a seguir con ese concurso, tan sólo una semana antes de que venciera el plazo de presentación de las ofertas. El concurso suponía privatizar la gestión de los dos principales aeropuertos de la empresa pública Aena. Pero no hay un plan B que permita captar para las arcas públicas una cantidad parecida a los 5.500 millones que se habrían recaudado de golpe este año si los concursos hubieran tenido éxito.

Esos ingresos no iban a computar directamente como una rebaja del déficit de las cuentas públicas (desfase entre los ingresos y gastos) pero sí podían permitir a España reducir su necesidad de acudir al mercado en busca de financiación. Si bien, hay que puntualizar que el concurso iba camino del fracaso si Fomento no cambiaba las condiciones.

Fomento deja la vía abierta a vender el 49% de la empresa pública Aena

Ya se lo advirtieron desde el sector de las constructoras al anterior ministro, José Blanco. Había siete grupos encabezados por constructoras interesados por Barajas y El Prat: Ferrovial, Abertis, FCC, Acciona, Aéroport de Paris, la India GMR y la constructora San José. Fuentes del sector ya pusieron de manifiesto que las empresas no encontraban financiación ni de los bancos ni de fondos de inversión con un plazo de concesión de la gestión por 25 años como máximo y teniendo que pagar un canon mínimo de entrada de 3.700 millones por Barajas y 1.600 millones por El Prat, más un canon anual de 150 y 80 millones, respectivamente. De hecho, algunas empresas amenazaron al Ejecutivo con dejar el concurso desierto si no se modificaba y esa fue una de las razones por las que decidió en octubre prorrogarlo hasta enero.

De manera muy eufemística, la ministra ayer dijo que 'las condiciones actuales de los mercados son claramente desfavorables y desaconsejan la continuidad del proceso, pues podría provocar que se redujera el número de ofertas competitivas e incluso el precio'. La realidad es que ya había una altísima probabilidad de que las ofertas se redujeran a cero. Un fracaso en el concurso hubiera supuesto, dijo Pastor, una pérdida de imagen y de valor de activos 'irrecuperable'.

En cualquier caso, el Gobierno actual no dice cómo va a sacar rendimiento a Aena para que sirva en la mejora de la situación del país. La ministra señaló ayer que la vía que toma tras frenar los concursos es 'revisar' el modelo y 'poner en valor' los activos de Aena. Pastor afirmó que 'optamos por llevar a cabo una transformación de Aena aeropuertos a través de un modelo que garantice la existencia de una empresa española líder a nivel mundial, eficiente, de calidad y con capacidad para su expansión internacional'.

Los expertos no auguran frutos del nuevo modelo para este año

Fomento ya está trabajando en el nuevo modelo. Se hará un plan estratégico y de negocio y, después, 'se abrirá el proceso de la entrada de capital privado', dijo Pastor. Esto supone mantener abierta la vía decidida por el anterior Ejecutivo de vender hasta el 49% del capital de Aena. Pero la ministra no detalló el calendario ni el cómo. Dejó claro que no se fragmentará Aena para vender aeropuertos aparte, sino que el nuevo modelo lo concebirá como un todo. El objetivo, según el Ministerio, es convertir a Aena en el número uno mundial del transporte aéreo. Pero la empresa pública ya es el mayor gestor de aeropuertos del mundo en tamaño.

Para que Aena genere más ingresos, Fomento sólo dio una pista: la internacionalización, lo que supone dar más alas a Aena Internacional para que participe en más aeropuertos, aunque para ello se necesita inversión disponible y ahora mismo no parece que exista. Y, por otro lado, Fomento prevé vender tecnología y servicios aeroportuarios y de navegación a otros aeródromos del mundo. Además, anunció que 'podría apoyarse en alianzas comerciales' con constructoras o empresas de ingeniería o servicios. Aena Internacional ya es socio de la empresa de infraestructuras Abertis en el operador británico TBI.

Sea como sea, el nuevo modelo que diseñe el equipo de Ana Pastor para poner en valor Aena, los expertos no auguran que este dé frutos materiales, es decir, ingresos importantes, este año ya que no daría tiempo.

El PSOE teme una privatización total de Aena. Mientras, el Gobierno catalán no ve 'fundamental' la privatización de El Prat, pero sí su gestión individualizada', informe Efe.