Público
Público

El Gobierno cree que Bruselas abrirá la mano con el déficit

Lo sitúa en torno al 7% y apela a la bajada histórica de dos puntos en un año. Aleja la posibilidad de pedir el rescate de la economía española

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Que el objetivo de déficit público fijado por Bruselas no se va a cumplir en 2012 (6,3%) ya lo tienen asumido en el Gobierno. Sus miembros ya no exhiben apenas contundencia a la hora de defender esta meta y sólo aseguran que 'se está trabajando' en alcanzarla.

Fuentes del área económica del Ejecutivo sostienen, además, que la cuestión está ahora en lograr un déficit este año lo más cercano posible al fijado por la Comisión Europea, seguramente en torno al 7%, vaticinan. El trabajo del Gobierno, argumentan, será igualmente bien valorado por Bruselas en ese caso, pues se habría logrado bajar dos puntos el déficit en un año (2011 cerró con un 9,4%) Los cálculos del Ejecutivo no dejan de ser optimistas, incluso con el 7%, pues las previsiones conocidas hasta ahora, incluidas las de la propia Comisión, sitúan el déficit público de 2012 en torno a un 8% en España.

Sin embargo, el presidente Mariano Rajoy cree que lo más importante es demostrar a Bruselas que se han seguido sus instrucciones y que el déficit ha caído de forma considerable, al margen de que se alcance o no el objetivo. La Comisión tiene en este sentido pocos argumentos para el rigor absoluto, según las fuentes del Ejecutivo, ya que es probable que en breve haya de lidiar con los malos datos económicos de Francia e, incluso, de Alemania, cuyo crecimiento se ralearía de forma significativa (0,2 al 0,4% y 0,8% del PIB, respectivamente, según las previsiones europeas de noviembre, aunque los últimos datos económicos hacen pensar al Gobierno que podría ser menos). Además, la inestabilidad política en Italia con la dimisión de Mario Monti y el regreso de Silvio Berlusconi ha puesto a este país de cortafuegos frente a España, dejándola en un segundo plano, al menos, de momento.

Por otro lado, el Ejecutivo de Rajoy sigue luchando por evitar un rescate total de la economía española que, en su opinión, podría no resolver nada y complicar aún más las cosas. El objetivo prioritario de pedir el rescate (el Ejecutivo sigue evitando emplear este término), explican las fuentes consultadas, es la bajada de la prima de riesgo por debajo de los 300 puntos, algo que ni el BCE se atreve a garantizar a España. A la vista está de los efectos que ha tenido el rescate sobre Portugal y Grecia, donde la situación sigue siendo negativa, por lo que el Gobierno pretende evitarlo mientras pueda. La presión más alta viene por parte de los empresarios, que apelan al rescate para lograr una financiación más barata, aunque el Ejecutivo insiste en que ésta no se garantiza con la ayuda.

Ayer, la prima de riesgo cerró en torno a los 400 puntos y, según los analistas citados por EFE, es probable que siga así lo que resta de año. Hoy martes, el Tesoro Público celebra su última emisión de deuda de 2012, en la que prevé captar entre 2.500 y 3.500 millones de euros en letras a tres y seis meses. No debería haber problemas por tratarse de letras a muy corto plazo, según los citados expertos. El Tesoro ha colocado a lo largo de este año 97.057 millones de euros en deuda a medio y largo plazo dentro de su programa de financiación regular, el 113% de lo presupuestado para el ejercicio de 2012. El excedente captado se utilizará para haber frente a los vencimientos de 2013.