Publicado: 09.10.2015 14:43 |Actualizado: 09.10.2015 20:36

El Gobierno critica a la Generalitat
y a los Mossos por "no prestar la atención deseada" a la línea del AVE 

Fomento dice que el corte de la red ferroviaria fue premeditado, mientras ADIF presenta una denuncia ante la policía autonómica.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Imagen del jueves pasado de técnicos de ADIF reparando los cables de cobre y de fibra óptica que fueron cortados y que provocaron la paralización del servicio del AVE. EFE/Jaume Sellart

Imagen del jueves pasado de técnicos de ADIF reparando los cables de cobre y de fibra óptica que fueron cortados y que provocaron la paralización del servicio del AVE. EFE/Jaume Sellart

MADRID / BARCELONA.- El Gobierno ha venido a responsabilidad indirectamente a la Generalitat y a los Mossos d'Esquadra del incidente de este jueves en la línea del AVE en Barcelona, que estuvo paralizada durante más de nueve horas, afectando a miles de viajeros, por un corte de los cables de fibra óptica y de cobre que interrumpieron el servicio de trenes.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha subrayado que parece que desde la Generalitat "no ha habido tanta atención como hubiese sido deseable" en la vigilancia de la vía del AVE, lo que hubiera podido evitar el corte de la fibra óptica entre Vilafranca del Penedés y Gelida.



Catalá ha explicado que el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF), la empresa dependiente del Ministerio de Fomento, es el responsable de su mantenimiento, motivo por el que su presidente "reiteradamente ha planteado estos asuntos y pidió colaboración por carta en dos ocasiones" al Ejecutivo catalán. El ministro ha recordado que la competencia de vigilar infraestructuras públicas fundamentales en Cataluña es de los Mossos d'Esquadra y ha añadido que recuerda "perfectamente cuando a la Generalitat se le pedía más colaboración e intensidad en la vigilancia" de éstas.

El titular de Justicia ha apuntado que el robo de cable del jueves no parecía tener un móvil económico, puesto que el material robado no tenía "un volumen económicamente relevante" y que sus autores sabían como actuar para que las cámaras no les detectasen. "Parece un acto dirigido y voluntario, no accidental", ha dicho.

Sin embargo, preguntado si cree que se trató de un sabotaje con fines políticos, ha pedido no especular porque la investigación está aún en una fase inicial y hasta que no se identifique a los autores es difícil conocer su intencionalidad.

"Concentración de robos" de cobre 

Por su parte, el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, ha denunciado que en Catalunya se está produciendo una "concentración de robos" de cobre en las líneas ferroviarias, y ha pedido más atención y un mayor despliegue de recursos a la Generalitat. "Los datos nos están mostrando que en Catalunya en 2014 se produjeron 475 robos de cobre, y más del 50% de robos de la red se produce en Catalunya. En lo que va de 2015, ya llevamos más de 300", ha afirmado Gómez-Pomar.

Gómez-Pomar ha contestado de este modo cuando ha sido preguntado por si se puede considerar un sabotaje el corte de fibra óptica que se produjo este jueves y que afectó al servicio de AVE de la línea Madrid-Zaragoza-Barcelona. "Nos hemos dirigido a las consejerías responsables. El transporte de cientos de miles de ciudadanos requiere una especial atención por parte de quien tiene la competencia de la seguridad en la comunidad autónoma", ha aseverado.

Fomento señala que en 2014 se produjeron en Catalunya 475 robos de cobre, más de la mitad de los que se producen en toda la red

El alto cargo del Ministerio de Fomento también se ha referido a la misiva que él mismo envió en abril al conseller de Territorio, Santi Vila, y al entonces conseller de Interior, Ramon Espadaler, por la acumulación de este tipo de robos de cobre. "Ante la concentración de robos y como responsables de la seguridad acudimos a ellos para que resuelvan lo sucedido y destinen los recursos necesarios para poner coto", ha indicado.

Ha rechazado opinar sobre qué estrategia deberían adoptar los Mossos d'Esquadra, pero ha considerado un hecho objetivo la concentración de robos de cobre en las líneas ferroviarias de Cataluña: "La colaboración de las fuerzas de seguridad en la protección del transporte de viajeros tiene que ocupar un lugar prioritario".

Ha evitado pronunciarse sobre si la incidencia de este jueves fue un sabotaje, si bien ha asegurado que se trató de una "actuación deliberada contra las comunicaciones de Adif con el fin de cortar la línea". "Hay una investigación y se tendrán que esclarecer los hechos", ha añadido Gómez-Pomar, que ha defendido que toda la red de alta velocidad tiene unos sistemas de protección y vigilancia muy elevados.

Así, las líneas de AVE están valladas, existen detectores de caída de objetos a la vía, más de 8.000 cámaras de vigilancia y más de 1.200 personas que atienden a estas cámaras, lo que conlleva una inversión por parte de Adif superior a los 45 millones de euros, "pero el transporte público requiere también de la colaboración de todos para mantener la seguridad".

El Govern defiende a los Mossos

Por su parte, el conseller de Interior de la Generalitat, Jordi Jané, ha cerrado filas en torno a los Mossos d'Esquadra por la vigilancia de la red ferroviaria catalana afirmando que la policía catalana actúa con "el máximo rigor y la máxima contundencia", ha argumentado que no eludirán sus responsabilidades en seguridad, pero ha recordado que los titulares de las infraestructuras también las tienen.

El conseller Jané afirma que el robo de cobre en la red ferroviaria ha bajado un 35% desde mayo

En declaraciones a los periodistas en la Conselleria, ha esgrimido los últimos datos (el robo de cobre en la red de Adif ha bajado un 35% desde mayo) para defender el trabajo policial "profesional", tras las últimas declaraciones del ministro de Justicia criticando que los Mossos no han prestado a la red la atención deseable.

Jané ha incidido en que el Plan Operativo Específico contra el robo de metales de los Mossos prevé 14.000 horas al mes de patrullaje preventivo y que en el último año se han hecho 1.100 inspecciones y hay 120 denuncias abiertas por estos robos. Ha resaltado también que en septiembre se detuvo a 15 personas por robos en la red ferroviaria y que, concretamente, el 16 de septiembre se arrestó 'in fraganti' a seis personas en el peaje de Martorell (Barcelona) con más de 248 kilos de cobre de la línea del AVE.

Al preguntársele directamente por las palabras del ministro Rafael Catalá, ha evitado polemizar: "Los miles de afectados no se merecen que ahora entremos en disputas entre nosotros, pero quiero defender la actuación policial".

Etiquetas