Público
Público

El Gobierno culmina su reforma de las pensiones con el apoyo de CiU

El resto de la oposición, de la izquierda a la derecha, tacha de "recorte social" la remodelación del sistema

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Se agota la legislatura y se agota la tramitación de las grandes reformas estructurales exigidas por Bruselas. Ayer jueves, 21 de julio, se culminó una más: la remodelación del sistema de pensiones. El pleno del Congreso aprobó definitivamente el proyecto que el Gobierno rubricó con sindicatos y patronal en febrero y que a su paso por las Cortes ha encontrado el sostén fundamental de CiU. Ya quedan apenas dos grandes reformas por obtener la luz verde de las Cortes: la negociación colectiva y las políticas activas de empleo.

El Ejecutivo no ganó más apoyos políticos. Bastaba escuchar al resto de grupos de la Cámara. De izquierda y de derecha. Todos con igual arma entre los dientes: la acusación de que la reforma de las pensiones no es más que un puro y duro 'recorte social' que significará alargar la vida laboral de los 65 a los 67 años y aumentar el periodo de cálculo de 15 a 25 años.

El Ejecutivo subraya que se garantiza la 'sostenibilidad' de la Seguridad Social

El titular de Trabajo, Valeriano Gómez, acusó el golpe. No hay tijera, defendió, porque se persigue que el sistema público de la Seguridad Social 'sea capaz en el medio y largo plazo de pagar un mayor número de pensiones', porque se estirará la esperanza de vida, porque la tasa de fecundidad aún será 'insuficiente' y porque no menguará la cuantía de las prestaciones. Es más, abundó, en los años 2040 y 2050 las pensiones serán 'el triple' más altas que ahora.

La reforma aprobada ayer, remarcó el ministro, 'marcará un antes y un después en la historia de la Seguridad Social', ya que 'garantiza' su 'sostenibilidad', aparta el riesgo de quiebra del sistema y es 'fruto' del Pacto de Toledo y del diálogo social, lo que le confiere total 'legitimidad'.

CiU afea al PP su 'irresponsabilidad', porque no cambiará la norma si gobierna

Gaspar Llamazares dudó de ella, de la 'legitimidad' de la que presume el Gobierno. Porque la propuesta de reforma no figuraba en el programa de 'ningún partido' en 2008 y por tanto tal 'fraude político' sólo responde a un 'golpe de mercado'. 'Escribimos otra negra página de esta desgraciada legislatura, donde a la crisis económica se suma una gravísima crisis política porque los ciudadanos y sus representantes están condicionados por la especulación financiera', analizó el portavoz de IU, minutos antes de reclamar al Congreso que recuperase su 'dignidad' y 'paralizara' una medida que además de 'injusta' se probará inútil, ya que no aliviará el acoso de los tiburones hacia España.

'Ese rugido felino del mercado no ha parado y todas las semanas nos sigue amenazando', remó en el mismo sentido Olaia Fernández Dávila, del BNG. Igual que hizo el republicano Joan Tardà, quien animó a los ciudadanos a 'movilizarse' en la calle tras la 'jugada de jaque mate al Estado del bienestar' perpetrada ayer.

Emilio Olabarria, el portavoz del PNV, glosó con un latinismo –'una reformatio in peius', una reforma en perjuicio– la misma denuncia expresada por otros grupos: que es un 'retroceso' que choca con la jurisprudencia del Tribunal Constitucional. 'No es la reforma estructural que yo esperaba de usted', le espetó al ministro, 'un hombre de inequívoca voluntad progresista'. El PNV sí apoyo, sin embargo, todas menos una de las enmiendas procedentes del Senado.

Valeriano Gómez cree que la nueva ley está hecha 'para quedarse'

El PP también avaló buena parte de ellas, pero las consideró apenas un 'edulcorante repartido a grandes dosis sobre el texto' que no mitiga el 'mal sabor' de boca que va a dejar a partir de ahora la ley. Tomás Burgos utilizó el sarcasmo para cargar contra el Ejecutivo: 'Coincido en que trabajan activamente por la igualdad: consiguen que todos los ciudadanos tengan peores derechos, más recortes en prestaciones, pensiones más bajas'. El diputado atizó a Gómez por no haber propiciado el 'deseable acuerdo' entre PP y PSOE.

Así, el único grupo que ha apoyado desde 1985 todas las reformas del sistema ha sido CiU, como ayer subrayó su portavoz, Carles Campuzano. Pesó el ejercicio de 'responsabilidad' de la federación y también la 'convicción' de que la reforma es 'imprescindible', responde al 'mandato' del Pacto de Toledo, concita el apoyo de patronal y sindicatos y es 'flexible'. En el énfasis del 'sentido de Estado' de CiU, Campuzano halló una vía de crítica hacia el PP: no se entiende la 'irresponsabilidad' de un partido que quizá llegue al Gobierno pronto y que 'seguramente' ni se atreverá a cambiar la ley.

El PSOE compartió que los reproches mudarán a elogios, incluso de la izquierda minoritaria, pasado un tiempo. Así lo expresó la diputada Isabel López i Chamosa, dirigiéndose a IU y ERC.

Es una norma 'crucial', pues, hecha 'para quedarse', como resumió el ministro de Trabajo al final del debate, ya en los pasillos del Congreso y cuando concluyó la votación, pasadas las 14.00 horas. 'Si en el futuro las reformas pretenden acabar con el sistema de reparto, tengo la impresión de que obtendrán un fuerte rechazo popular', agregó, para ejemplificar que poco a poco se irán notando las ventajas de una ley que ha obtenido el 'respaldo suficiente' para echar a andar y que garantizará 'pensiones más seguras y dignas'.


Más 'solidaridad' // Gómez dijo ayer que la ley ha ganado en “solidaridad” tras los cambios introducidos en Congreso y Senado.

Mujeres // Gracias al acuerdo de todos los grupos, las mujeres que hayan interrumpido su carrera profesional para atender a sus hijos podrán sumarse cinco años de cotización.

Viudas // Las viudas que carezcan de más rentas verán incrementada la base reguladora de su pensión del 52% al 60%. Se mejora el trato fiscal de las pensiones de viudedad para los que las compatibilicen con el trabajo por cuenta propia o ajena.

Orfandad // La edad máxima para percibir pensión de orfandad se sube de 21 a 25 años si los ingresos no superan el salario mínimo.

Empleados del hogar // Los que den trabajo a empleados del hogar deberán cotizar por ellos desde la primera hora. Se cumple así una vieja aspiración: entrar en el Régimen de la Seguridad Social. 

Autónomos // Se modifica la base de cotización hasta el 220% de la base mínima y se introduce el trabajo autónomo a tiempo parcial.