Público
Público

El Gobierno da seis meses más a las cajas para que salgan a Bolsa

Las entidades que soliciten ayuda del FROB tienen tres meses para convertirse en bancos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las cajas de ahorros que necesiten solicitar ayudas públicas al FROB tienen que traspasar todo su negocio financiero a un banco 'antes de tres meses', explicó este viernes la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía, Elena Salgado.

En rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Salgado comentó los detalles del Real Decreto Ley aprobado, que regulará el Plan de Reforzamiento del Sector Financiero español.

Además, las cajas que soliciten ayudas al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FORB) tendrán que presentar un plan de recapitalización, 'que se verá acompañado de un plan de reorganización de los órganos directivos', añadió.

El decreto incluye también la reforma del FROB, mediante la modificación de su Comisión Rectora, que estará integrada por nueve miembros, y dota a este fondo de nuevas facultades para prestar apoyo financiero, como la autorización para adquirir acciones o aportaciones al capital social de las entidades para reforzar sus recursos propios.

Salgado también anunció que el Gobierno da seis meses más a las cajas, hasta marzo de 2012, para poder salir a Bolsa y recapitalizarse en los mercados financieros. Las cajas que deseen salir a cotizar deberán haber presentado antes del próximo 30 de septiembre un acuerdo de la junta o asamblea general de la entidad sobre la salida a bolsa, un calendario detallado de ejecución y haber otorgado mandato a una o varias entidades.

De esta forma, el Gobierno atiende a las reivindicaciones de la patronal de las cajas de ahorros de ampliar el plazo para que las entidades refuercen su capital por sus propias vías, pero mantiene el mes de septiembre como fecha límite para completar los trámites de la salida a bolsa.

El presidente de la CECA y de la Caixa, Isidro Fainé, sostuvo ante la asamblea general de las cajas que las conversaciones de la patronal con Economía perseguían extender los plazos para acometer la capitalización de entidades, 'especialmente en lo que se refiere a los planes de salida a Bolsa'.