Público
Público

El Gobierno defenderá el modelo de financiación de RTVE

El Ejecutivo sigue pensando que el modelo de financiación de RTVE "es compatible" con las normas comunitarias y así lo defenderá ante las autoridades

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno seguirá defendiendo el modelo de financiación de RTVE a pesar de que la Comisión Europea (CE) le ha dado hoy un último aviso para que suprima la tasa a los operadores de telecomunicaciones, con lo que previsiblemente esta legislación acabará ante el Tribunal de Justicia de la UE.

Según han informado fuentes del Ministerio de la Presidencia, el dictamen motivado de la CE no ha pillado por sorpresa al Gobierno, que está dispuesto a estudiarlo en detalle cuando lo reciba para hacer un análisis en profundidad.

El Ejecutivo defiende la compatibilidad de su modelo con las normas europeas

No obstante, avanzaron estas fuentes, el Gobierno sigue pensando que el modelo de financiación de RTVE es compatible con la normativa comunitaria, por lo que continuará con su defensa ante las autoridades europeas.

La CE sostiene en el dictamen motivado enviado hoy el Ejecutivo que la tasa impuesta a los operadores, del 0,9% de sus ingresos brutos, para financiar a la cadena pública de televisión después de que esta dejara de emitir publicidad no se ajusta a la normas europeas sobre telecomunicaciones.

Según ha informado la Comisión en un comunicado, este dictamen es el último paso en los procedimientos de infracción comunitarios antes de presentar una denuncia ante el Tribunal de Justicia de la UE.

El Gobierno español y el francés, que también decidió imponer un impuesto a los operadores de telecomunicaciones, tienen ahora dos meses para notificar a Bruselas las medidas que han tomado para cumplir las normas comunitarias y, si no lo hacen, la CE podría llevarlos ante la Corte con sede en Luxemburgo.

En opinión del Ejecutivo, el sistema de financiación aprobado en España cumple con los criterios de 'definición, misión y proporcionalidad necesarios' para ser compatible con la legislación europea.