Público
Público

El Gobierno dice que el sector exterior compensó el menor consumo en verano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El director de la oficina económica de Presidencia del Gobierno, Juan Vallés, dijo hoy que la "recaída" del consumo en el tercer trimestre ha sido compensada por la mejor evolución del sector exterior, lo que ha impedido la bajada intertrimestral del PIB.

En un encuentro informativo organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), Vallés explicó que la subida del IVA, la retirada de los incentivos a la compra de automóviles o el recorte del salario a los funcionarios tuvieron efectos negativos sobre el consumo en los meses de verano.

No obstante, señaló que el crecimiento de las exportaciones a una tasa del 14% en julio y agosto, así como el aumento de los turistas extranjeros en más de 900.000 personas, contrarrestó la menor actividad por el lado de la demanda interna, sobre todo del consumo de los hogares, que fue "menor al del segundo trimestre".

Vallés reconoció que la recuperación económica será lenta tanto en actividad como en creación de empleo, lo que sólo permitirá una reducción "leve" de la tasa de paro en 2011.

Para el próximo año el Gobierno confía en que el repunte del gasto privado permita alcanzar su previsión de crecimiento del PIB del 1,3%, gracias -según Vallés- a que el proceso de consolidación fiscal y las reformas estructurales permitirán recuperar la confianza de agentes económicos y consumidores.

Asimismo, dijo que en 2011 la contribución del sector exterior seguirá siendo positiva y relevante, aunque no tanto como en los dos ejercicios anteriores.

En paralelo, se dará una normalización del sector de la vivienda, después de la "importante caída" de los últimos tres años.

Vallés explicó que las estimaciones del Gobierno apuntan a que al cierre de 2009 el excedente de vivienda sin vender era de 700.000 unidades, que ya han comenzado a ser "absorbidas" por el mercado, aunque precisó que la velocidad de salida de ese "stock" dependerá del comportamiento de la demanda y de los precios.

Destacó que en términos nominales el precio de la vivienda ha caído un 13% (15% en términos reales) desde que comenzó la crisis, aunque aseguró que hay analistas que creen que todavía hay recorrido a la baja.

En su opinión, 2011 será el año de la estabilización del mercado residencial, en el que también repuntará la actividad, ya que aumentará el número de viviendas iniciadas como consecuencia del incremento de las ventas y de la absorción de parte de las viviendas disponibles.

DISPLAY CONNECTORS, SL.