Público
Público

El Gobierno español pide la liberación del pesquero retenido en Mauritania

La Embajada de España en Mauritania afirma que no existen razones legales para la detención, que se produjo el pasado miercoles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno, a través de la Embajada de España en Mauritania, ha pedido la liberación del pesquero gallego ‘Bahía de Portosanto', retenido desde el miércoles, al entender que no existen razones legales para mantener esa detención.

Fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores han explicado que el barco fue retenido porque tiene un expediente abierto por las autoridades mauritanas desde el pasado mes de mayo, con el pago pendiente de una multa de varios miles de dólares.

Las autoridades mauritanas alegaron que el barco estaba pescando en sus aguas el 13 de mayo, pese a que estaba establecida una parada biológica, pero las cajas azules de la embarcación -similares a las cajas negras de los aviones- demostraron que, en realidad, estaba navegando despacio porque estaba remolcando a otra nave.

El Gobierno español, convencido de esta versión, ha encomendado a la embajada en Mauritania que exija la inmediata liberación del pesquero, que lleva a bordo catorce tripulantes, seis de ellos españoles.

Además, en el marco del acuerdo de pesca entre la Unión Europea y Mauritania, el Ejecutivo ha demandado una reunión especial del grupo de trabajo de apresamientos, a fin de que defienda al pesquero.

Según el Ministerio de Asuntos Exteriores, el barco gallego, que pertenece al armador Santiago Iglesias, de la localidad ponteveresa de Poio, fue retenido el pasado miércoles, cuando, al atracar en un puerto mauritano, las autoridades de ese país comprobaron que tenía un expediente administrativo abierto y una sanción económica pendiente de pago.