Público
Público

El Gobierno espera que compradores y sindicatos den marcha atrás sobre Alitalia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Para el Gobierno de Italia la única solución poder salvar a la compañía aérea de bandera Alitalia es que los sindicatos y el grupo de empresarios nacionales, que retiraron su oferta de compra por la aerolínea, reconsideren sus posiciones y vuelvan a sentarse a negociar.

"No hay otros compradores. No existe alternativa alguna a la Compañía Aérea Italiana (CAI) -la que formaron el grupo de empresarios italianos para comprar la aerolínea-", señaló hoy en una entrevista radiofónica el ministro de Transportes, Maurizio Sacconi.

Según Sacconi la única alternativa es volver a negociar con la CAI y hacer cambiar de opinión a quienes se opusieron al nuevo plan industrial: los representantes de los pilotos, asistentes de vuelo y personal de tierra y a la CGIL, el mayor sindicato del país de orientación progresista.

"Pedimos una reflexión por parte de las organizaciones sindicales que no han firmado ante la ausencia de alternativas, y ante la única propuesta que existe, que es la de la CAI", añadió Sacconi.

Tras semanas de negociaciones, la CAI retiró ayer su oferta después del rechazo a su plan industrial por parte de los sindicatos autónomos y ante la imposibilidad de "alargar las negociaciones" debido a la situación económica de la aerolínea.

Después del fracaso de la venta, la amenaza de quiebra se cierne sobre la aerolínea de bandera, que cuenta con poca liquidez para sobrevivir y soporta cerca de 1.172 millones de euros de endeudamiento.

Sacconi, al igual que el presidente del Gobierno italiano, Silvio Berlusconi, acusó a los pilotos y a la CGIL de haber hecho fracasar con un "comportamiento irresponsable" la única posibilidad de salvar la maltrecha aerolínea de bandera.

Los medios de comunicación italianos subrayan que la CAI, a pesar de anunciar ayer la retirada de su oferta, no se ha disuelto, lo que supondría que los 18 empresarios que la forman siguen a la espera de un "milagro" de última hora.

Por ello Berlusconi, según la prensa local, ya activó ayer los contactos con los miembros de la CAI para estudiar si existe aún alguna posibilidad y espera que el "shock" de la retirada de la oferta haga cambiar de idea a los seis sindicatos rebeldes.

Según el diario La Repubblica, el Gobierno también estudia una "nacionalización temporal" de Alitalia (de la que el Estado controla el 49,9%) y que actualmente se encuentra bajo gestión extraordinaria.

Mientras, la situación en los aeropuertos italianos es tranquila, aunque se han cancelado 21 vuelos en Linate (Milán, norte de Italia) entre ellos uno hacía la ciudad española de Barcelona.