Público
Público

El Gobierno exige al islam un único portavoz estatal

Justicia frenará las subvenciones a los musulmanes si no se organizan este verano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En 1992, cuando se firmaron los Acuerdos con la Comisión Islámica de España (CIE), 40.000 musulmanes residían en España. Hoy, según datos de Justicia e Interior, son 1,2 millones. Sin embargo, al menos un tercio de ellos no está representado en la CIE, lo que impide una sola voz del islam para los debates que, cada vez con mayor fuerza, surgen en la sociedad. El último de todos ellos, el del burka.

Con la reforma de la Ley de Libertad Religiosa en el horizonte, el Gobierno ha exigido a las autoridades islámicas un acuerdo que incluya las 28 federaciones registradas oficialmente. En la actualidad, en la CIE sólo caben dos: Ucide, liderada por el sirio Riay Tatary y que aglutina al 58,53% de las 792 asociaciones; y FEERI, cercana a los intereses marroquíes, pero que apenas alberga al 9,3%.

Un tercio del millón de musulmanes en España carece de representación

Tras casi un año de negociaciones, Justicia ha dado de plazo este verano para perfilar una única representación del islam en España. Como medida de presión, el Gobierno paralizará las ayudas a la CIE si no hay acuerdo antes de la aprobación de la nueva ley.

'Si los musulmanes no se organizan, será el Estado el que intervenga', confirman fuentes cercanas a la negociación.

Fuentes del Ministerio de Justicia apuestan por el acuerdo, aunque reconocen que 'la CIE no representa a la totalidad de la realidad musulmana. Y eso tiene que cambiar ya'.

Los entierros, las clases de religión o los alimentos, entre los temas a discutir

Entre los temas pendientes de discutir, los enterramientos, las clases de religión islámica o los alimentos halal (sin carne de cerdo), desafíos en los que hoy no se escucha la opinión oficial del islam. Porque no la hay.

La solución, según ha podido saber Público, pasa por aplicar un nuevo protocolo de actuación. En el borrador del mismo se afirma que 'a la Comisión Islámica de España podrán incorporarse las comunidades islámicas y entidades federativas inscritas en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia que lo deseen, sin otro requisito que la aceptación de los contenidos del acuerdo de cooperación, directamente o por conducto de alguna de las federaciones que formen parte de la CIE'. A día de hoy, la CIE ejerce el veto.

El ministerio quiere zanjar el tema antes de aprobar la Ley de Libertad Religiosa

Said Ratbi es responsable del Consell Islàmic de la Comunitat Valenciana (Ciscova), una de las asociaciones que siguen fuera de la CIE. En su opinión, la actual Comisión Islámica 'está inoperativa y más que obsoleta'. Denuncia cómo desde Ucide y FEERI 'ponen todas las trabas posibles para negar la incorporación de la mitad de los musulmanes de España, sólo para conservar sus intereses personales y mantenerse en el poder'.

'Queremos estar en una CIE representativa, democrática, independiente y transparente, no en un club privado', afirma Said, que critica 'la incompetencia de la actual CIE' que impide que se solucionen los problemas que preocupan al mundo musulmán: 'Religión en las escuelas, cementerios, menús halal, horarios, velo en las fotografía del DNI y carnet de conducir, asistencia religiosa en los centros penitenciarios. Y, el más importante, el de los lugares de culto'.

Sin una sola voz a nivel estatal, es imposible la tramitación de una asociación islámica que pueda organizarse autonómica y localmente, algo imprescindible para negociar entierros, clases de religión o cesión de suelos. El futuro protocolo debe estar operativo en 2011 y posibilitará que la CIE se estructure en agrupaciones autonómicas.