Publicado: 31.03.2014 18:44 |Actualizado: 31.03.2014 18:44

El Gobierno falsea los datos de la Seguridad Social

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno justifica su gestión de la Seguridad Social basándose en una falsedad: afirma que el déficit previsto inicialmente en 2013 era de 1,4% del PIB, pero que la diferencia entre los gastos y los ingresos del organismo sólo superará por poco el 1,1%. Dice, pues, que ha mejorado sus previsiones iniciales. Esta afirmación es pura y simplemente falsa.

El Presupuesto de 2013 señalaba en la página 10 literalmente lo siguiente: "El presupuesto de la Seguridad Social para el año 2013 se presenta formalmente equilibrado en términos de ingresos y gastos del sistema", por una cuantía de 128.231.735,46 euros en el Presupuesto consolidado.

Poniéndose la venda antes que la herida, el Gobierno asumía en el presupuesto para 2014 que iba a haber un importante déficit en el sistema de la Seguridad Social. Como ahora este déficit descomunal es algo menor que el corregido sobre la marcha, se dice que la previsión "inicial" ha mejorado. Pero la prevision inicial era el equilibrio financiero.

Para disimular la trampa, incluso se ha retrasado premeditadamente la publicación de unos datos que el Gobierno anterior siempre presentaba hacia el 15 de enero. El del PP lo ha hecho el 31 de marzo, cuando era imposible postergar más la publicación de esos datos.

Los datos oficiales de la contabilidad presupuestaria facilitados por la Intervención General de la Seguridad Social contenidos en el proyecto de Presupuestos de 2014 y la liquidación de 2013, permiten hacer balance de los dos últimos años de gestión del Gobierno socialista y los dos primeros del PP.

Ejercicio

2010

2011

2012

2013

 

Ingresos por Cotizaciones

105.491,0

105.311,6

101.059,2

98.093,15

Gastos por Pensiones

97.732,2

101.529,8

105.498,6

108.579,77

Superávit o Déficit

2.444,1

- 487,3

-5.812,8

-8.808,23

En millones de euros

Un dato parece claro: si la Seguridad Social hubiera mantenido las cotizaciones sociales cobradas en 2011, tras varios años de dura crisis, el déficit prácticamente no hubiera existido. Pero las pensiones, esas que hay que recortar para sostener, han crecido menos de lo que han caído las cuotas, que aguantaron hasta 2011.

Los datos de subsidios por incapacidad temporal no han dejado de bajar, lo cual puede parecer bien, aunque algunos pensamos que se están tratando por igual a los enfermos de verdad que a los simuladores. También están bajando un 5% las ayudas por maternidad, paternidad y riesgo por el embarazo, lo que se contradice con la teórica defensa natalista de este Gobierno.

Y por último, los datos de la Seguridad Social empeoran claramente, pero las Mutuas de Accidentes de Trabajo, asociaciones de empresarios,  siguen con superávit, de la misma forma que sus reservas no han sido tocadas mientras disminuye el Fondo de Reserva.

Lo de menos es que el Gobierno falte a la verdad. Lo que de verdad es grave es que las arcas públicas se vacíen mientras las prestaciones se recortan y los fondos de gestión privados son intocables.