Público
Público

El Gobierno de Filipinas pide ayuda tras el paso de un tifón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Filipinas apeló a la ayuda internacional para asistir a decenas de miles de personas aisladas por las inundaciones y se disculpó por las demoras en los esfuerzos de rescate para evitar las posibles consecuencias políticas de la crisis.

Responsables de desastres dijeron que la cifra de muertos dejados por el tifón Ketsana, que azotó a la isla de Luzón -la más grande del país- alcanzó los 52 el domingo y que más de 20 personas están desaparecidas y se teme que hayan fallecido.

"Estamos dando nuestro mejor esfuerzo para sacar a todos los que aún están atrapados por las inundaciones", dijo a periodistas Anthony Golez, portavoz del Consejo Nacional de Coordinación de Desastres, agregando que soldados con botas de goma los evacuarían a un sitio seguro.

"Lamentamos las demoras. Estamos hallando dificultades para llegar a las zonas inundadas", agregó.

Cientos permanecen en los tejados, gritando y haciendo gestos para pedir alimentos, agua y ropa seca, mientras las aguas comenzaron a bajar el domingo en Manila y sus alrededores.

Imágenes de televisión mostraron varias casas y vehículos que eran arrastrados por la crecida de los ríos y grupos de personas en los tejados de sus casas. Helicópteros militares y civiles fueron vistos transportando alimento y suministros de ayuda.

La oficina de meteorología dijo que Ketsana trajo las mayores lluvias al país en 40 años. Unos 410 litros por metro cuadrado cayeron en 24 horas el sábado, el doble de lo que precipitó el Huracán Katrina sobre Estados Unidos en el 2005.

El Gobierno ha sido criticado por la gestión de la crisis y decenas de personas molestas llamaron a emisoras de radio para pedir ayuda y culpar a las agencias estatales por su falta de preparación.

"Esto va a tener un enorme impacto político en el Gobierno", dijo a Reuters Ramon Casiple, director ejecutivo del Instituto para la Reforma Política y Electoral, agregando que podría hacer bajar aún más la popularidad de la administración.

"La gente se pregunta cómo gastó el Gobierno su presupuesto para proyectos de control de inundaciones. El Gobierno fue sorprendido sin preparación por las fuertes lluvias del tifón", agregó.