Público
Público

El Gobierno francés considera que las protestas tienen hoy menos asistentes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno francés consideró hoy que la participación en las manifestaciones que recorren varias ciudades en la nueva jornada de huelga y protesta contra la reforma de las pensiones es menor que la de convocatorias precedentes.

Al mediodía se manifestaban unas 198.000 personas en toda Francia, según los datos del ministerio del Interior, que señaló que a la misma hora del 19 de octubre pasado se manifestaban casi medio millón.

Es una "clara bajada respecto a jornadas precedentes", estimó el ministerio del Interior poco antes de que comenzara la manifestación convocada en el centro de París, que suele ser la más numerosa.

Los sindicatos aún no han cifrado la asistencia global a las protestas, aunque el secretario general del sindicato CGT, Bernard Thibault, reconoció al comienzo de la manifestación parisina que la movilización es "menor".

Francia vivirá hoy una nueva jornada de manifestaciones en contra del retraso de la edad de jubilación pese a que la norma fue aprobada definitivamente ayer por los diputados y ha terminado ya su trámite parlamentario.

Sólo queda la firma de la ley por parte del presidente, Nicolas Sarkozy, y un pronunciamiento del Consejo Constitucional al recurso anunciado al texto por la oposición socialista.

Los sindicatos convocantes ya adelantaron antes de comenzar este día de protestas que esperan un menor seguimiento del movimiento, el primero desde que el texto fue aprobado definitivamente por el Parlamento, ya que los diputados de la Asamblea Nacional lo refrendaron ayer.

La principal medida de la ley de reforma de las pensiones es la que sitúa la edad mínima legal de jubilación en 62 años, frente a los 60 actuales, y en 67 para el cobro total de la pensión si no se han cotizado los años necesarios para hacerlo.

En total hay más de 250 manifestaciones convocadas en todo el país y se espera que la huelga tendrá menos incidencia que en anteriores jornadas en transportes públicos y refinerías, dos de los sectores que vienen efectuando paros indefinidos en los últimos días.

En los aeropuertos se han anulado la mitad de los vuelos previstos desde el parisiense de Orly y un tercio en el resto, una medida que afecta sobre todo a las conexiones domésticas.