Público
Público

El Gobierno griego ya habla de una quita del 50% para su deuda

La agencia de calificación Fitch rebaja el rating de ocho bancos helenos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mientras Atenas volvía a estar inmersa en los paros de los trabajadores del transporteurbano, que ayer mostraron porsegundo día consecutivo su oposición a los nuevos recortes en salarios y pensiones, vuelve sobre la mesa la posibilidad de una quita de la deuda griega.

El ministro de Finanzas, Evángelos Venizelos, habría apuntado esta opción en una reunión con diputados, a quienes esbozó algunos escenarios para resolver la crisis. Según recogían ayer diversos medios, Venizelos habría señalado que se prevé la quita de hasta un 50% de la deuda del país, una cifra que más que duplica la acordada en julio por algunos bancos europeos, que entonces acordaron que en una reestructuración contribuirían mediante la asunción de un 21% de pérdida del valor de los bonos helenos.

El ministro de Finanzas griego se encuentra ya en Washing-ton para participar en la Asamblea Anual del FMI. Venizelos aprovechará el viaje para mantener una reunión con la directora gerente del organismo, Christine Lagarde, y con los otros representantes de la troika (la Comisión Europea y el BCE). En estos encuentros se establecerán las condiciones para que el equipo de la troika vuelva la próxima semana a Atenas, para cerrar el acuerdo que permita el desembolso del sexto tramo de ayudas al país, de unos 8.000 millones.

El Ejecutivo cede la gestión de las deudas con el Estado a empresas privadas

Debido a la inestabilidad de los bonos griegos y los problemas de liquidez del sistema financiero, la agencia de calificación Fitch anunció ayer la rebaja del rating de ocho bancos griegos (un día antes, la misma agencia hizo lo mismo con tres entidades bancarias norteamericanas).

Mientras, el Gobierno pone en marcha medidas de diverso alcance para garantizarse que no tiene problemas de caja que añadan dificultades al objetivo de reducción del déficit público. Así, por ejemplo, el Ministerio de Finanzas ha decidido asignar la recaudación de las deudas vencidas a empresas privadas de contabilidad y a bufetes de abogados, para los casos en que la cantidad pendiente de cobro supere los 150.000 euros. De acuerdo con el decreto firmado por Venizelos, esas empresas deben identificar todos los bienes de los deudores, tanto en Grecia como en el extanjero, para que puedan hacer frente a sus deudas con el Estado. A cambio, las empresas privadas que se ocupan de estas gestiones recibirán entre 200 y 1.000 euros por cada expediente.

El vicepresidente Pángalos sugiere una coalición de Pasok y conservadores

Mientras, continúan las protestas y movilizaciones de diversos colectivos. Para hoy está prevista una concentración de abogados, funcionarios y empleados de Hacienda en la céntrica plaza ateniense de Syntagma, donde tiene su sede el Parlamento. La manifestación lleva por lema 'No debemos dinero-no tenemos dinero-no pagamos-Basta ya', para mostrar su oposición a los nuevos impuestos, los despidos y los recortes salariales.

Mientras tanto, el vicepresidente del Gobierno, Theódoros Pángalos, declaró ayer que no descartaría la posibilidad de una cooperación de los dos mayores partidos griegos para hacer frente a la crisis. En una entrevista en la radio, Pángalos descartó la celebración de unas elecciones anticipadas, pero se mostró partidario de un Ejecutivo formado por el socialista Pasok y el conservador Nueva Democracia. Es la primera vez que se oye una opinión como esta procedente de un miembro del Gobierno de un rango tan alto. Los conservadores, sin embargo, insisten en unas elecciones anticipadas, que, según las encuestas, le permitirían volver al poder.