Público
Público

El Gobierno de Harare acusa a Gordon Brown de querer invadir Zimbabue

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Ejecutivo de Zimbabue acusó hoy al Reino Unido de usar la epidemia de cólera que ha causado casi 600 víctimas mortales en este país africano para conseguir el apoyo de las naciones occidentales y poder invadirlo, informa el periódico gubernamental "The Sunday Mail".

Según el portavoz del presidente de Zimbabue, George Charamba, el primer ministro británico, Gordon Brown, al que califica de "loco", "está pidiendo una invasión de Zimbabue".

Las declaraciones de Charamba se producen después de que Brown instara ayer a los países del mundo a unirse para decir "basta" al presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, pues la crisis en esa nación africana, que ha empeorado en las últimas semanas por la epidemia de cólera, "es internacional porque las enfermedades cruzan fronteras".

Sin embargo, Mugabe ha culpado constantemente a los Estados occidentales, y en especial al Reino Unido, de la crítica situación en la que se encuentra Zimbabue, por el sabotaje y las sanciones que Londres ha impuesto sobre el país.

Por su parte, el principal partido de la oposición, el Movimiento para el Cambio Democrático (MDC), tachó las acusaciones del Gobierno de Zimbabue contra Brown de "alucinaciones".

Para el portavoz del MDC, Nelson Chamisa, denunciar que Brown intenta invadir el país pone de relieve la catástrofe a la que se enfrentan los zimbabuenses.

Chamisa declaró que "lo trágico de la situación es que Mugabe no ve más que sombras y está intentando luchar contra esas sombras".

"Parece que esta gente (del Gobierno) vive en otro planeta: ven lo que otros no ven, oyen lo que otros no oyen y hablan un idioma que nadie más entiende", sentenció Chamisa, quien aclaró que el enemigo no son los países occidentales, sino la epidemia de cólera causada por la falta de capacidad y de higiene.

El MDC cree que Mugabe debería ser sincero en cuanto a la magnitud de la epidemia de cólera en Zimbabue y movilizar la ayuda internacional, en lugar de "dedicarse al politiqueo".

"Es absurdo que alguien provoque enfrentamientos políticos cuando su casa está en llamas", sentenció Chamisa.

Zimbabue se enfrenta a un grave brote de cólera que afecta a la población desde octubre pasado.

Según las últimas cifras que ha publicado la ONU, casi 600 personas han muerto a causa de la epidemia y otras 14.000 se han visto afectadas.

El cólera comenzó a manifestarse en Harare, pero se ha extendido por todo Zimbabue, mientras que las principales ciudades del país se enfrentan a una importante falta de agua, causada por la incapacidad del Gobierno para hacerse con productos químicos para potabilizarla y por defectos en el mantenimiento de las depuradoras.

Los problemas que afronta actualmente la sociedad de Zimbabue radican, según los analistas, en la caótica reforma agraria que impuso Mugabe en 2000, mediante la cual el Gobierno expropió los campos de cultivo a los blancos y se los entregó a nativos inexpertos, por lo que la producción de alimentos cayó en picado.