Público
Público

El Gobierno impide tratar la capitalización de Aerolíneas Argentinas en una asamblea

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno argentino se negó hoy a tratar en una asamblea de accionistas de Aerolíneas Argentinas una propuesta del grupo español Marsans para capitalizar la compañía que, si no revierte su patrimonio neto negativo, será liquidada.

Portavoces del grupo español indicaron a Efe que el director corporativo de Marsans, Vicente Muñoz, propuso en la reunión de hoy tratar la situación patrimonial de Aerolíneas, pero como ese punto no estaba en el orden del día de la asamblea, los representantes del Estado y del Programa de Propiedad Participada (PPP, trabajadores) se negaron a discutir ese asunto.

"Para nosotros fue una respuesta sorprendente, porque nuestra propuesta buscaba dar una solución a la situación patrimonial", dijo a Efe Jorge Molina, miembro del directorio de Aerolíneas en representación de Marsans.

Muñoz había propuesto hacer un aporte de capital a Aerolíneas por 100 millones de pesos (30,1 millones de dólares) para "más que cubrir" el patrimonio neto negativo de 81 millones de pesos (24,3 millones de dólares) que arrojó el balance de Aerolíneas Argentinas al 31 de diciembre de 2007.

Según Molina, el Estado y los trabajadores pretendían que la capitalización se hiciera por un monto que alcanzara a cubrir el patrimonio neto negativo que tenía la compañía al 17 de julio pasado, cuando Marsans y el Gobierno argentino firmaron un acuerdo para la venta de la aerolínea al Estado.

Los estados contables de Aerolíneas al 17 de julio presentados por Marsans arrojan un patrimonio neto negativo de 754 millones de pesos (227,1 millones de dólares), aunque para la Auditoría General de la Nación que revisó esas cuentas esa cifra negativa se eleva a 1.891 millones de pesos (569,5 millones de dólares).

Austral, la subsidiaria para vuelos nacionales de Aerolíneas, también tiene una situación patrimonial en rojo, aunque menor a la de su controladora.

Molina alegó que las capitalizaciones no pueden hacerse sobre números de balances "de corte", sino sobre estados contables anuales.

Las leyes argentinas prevén que si una compañía no se capitaliza para salir de un estado patrimonial negativo, puede ser declarada en proceso de liquidación por parte de la Inspección General de Justicia, organismo público que controla las actividades de las sociedades privadas.

El directorio de Aerolíneas, con mayoría de sillas para Marsans, ha citado para el próximo 18 de diciembre a una asamblea de accionistas para tratar específicamente la situación patrimonial de Aerolíneas.

La convocatoria a esa asamblea fue resuelta en una reunión de directorio celebrada este martes, pero el grupo español teme que el Estado y los trabajadores impugnen esa cita.

Desde mediados de julio, la gestión de Aerolíneas está a cargo de un comité presidido por un representante estatal, que hasta el momento ha aportado 222 millones de dólares para mantener operativa la empresa, fondos que el Gobierno argentino podría solicitar que sean contabilizados como aportes de capital de parte del Estado, que ya es accionista minoritario de la firma, con un 5 por ciento.

En tanto, las negociaciones por la compraventa prácticamente no registran avances desde que las partes presentaron sus valuaciones sobre el valor de la compañía.