Público
Público

El Gobierno impondrá déficit cero a las autonomías para 2020

El ministro De Guindos lo justifica: "El compromiso de este Gobierno con la estabilidad presupuestaria es absoluto"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Economía y Competitividad español, Luis de Guindos, ha anunciado este viernes en Davos que el Gobierno impondrá un déficit estructural del 0% a las comunidades autónomas para 2020.

Las autonomías que no corrijan la desviación de su déficit en un plazo de seis meses, según ha explicado el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, serán multadas con una sanción del 0,2% del PIB nominal. De incumplirse el déficit, la administración deberá realizar un depósito que, de persistir el incumplimiento pasados los seis meses, se convertirá en multa. Pasados nueve meses, si sigue sin corregirse, será una delegación del Ejecutivo central la que se traslade a la comunidad incumplidora para valorar la situación financiera de la misma.

Montoro no considera que el proyecto de ley de Estabilidad Presupuestaria impida a las autonomías desarrollar 'su propio compromiso de estabilidad' y cree que la ley respetará 'al máximo el estado de las autonomías' así como su 'capacidad de autogobierno'. El ministro ha explicado que todas las administraciones deberán presentar superávit o equilibrio sin incurrir en déficit estructural, salvo en situaciones excepcionales. La nueva ley impondrá un techo de gasto que hasta ahora sólo se aplicaba a la Administración central.

El ministro dice que esta legislación se hace 'para que España no tenga sanciones' por parte de Bruselas y que, en caso de tenerlas, será 'el responsable' quien 'se haga cargo'. 'También con las consecuencias políticas que ello tiene, no ya las económicas. El responsable es el Estado español, pero hay que trasladar esa responsabilidad a los estamentos donde se produzca el problema'.

'Situaciones extremas requieren políticas extremas'

'Estamos hablando de situaciones extremas, que requieren políticas extremas', ha justificado Montoro en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. 'Se trata de sacar esto adelante y llevar adelante elementos que nos convienen a todos', ha añadido.

Por su parte, De Guindos, en un encuentro con periodistas ha explicado que 'el compromiso de este gobierno con la estabilidad presupuestaria es absoluto'. La regulación en España será más estricta para las comunidades autónomas que la que impone la Unión Europea (UE) en disciplina presupuestaria. 'Lo que se apruebe hoy en el Consejo de Ministros va más allá de lo que se pide a nivel comunitario', dijo de Guindos poco antes de que concluyera dicho Consejo. El objetivo del Gobierno español a día de hoy es un déficit presupuestario del 4,4 % para 2012 y del 3 % para el 2013, según de Guindos.

El ministro español de Economía señaló que 'hemos encontrado una desviación de 2 puntos del déficit presupuestario y que lo hemos intentado corregir', por lo que ahora 'vamos a esperar'. De Guindos consideró que 'la cumbre europea del 30 de enero es una cumbre del crecimiento y del empleo' y eso es un cambio importante que no hubiera ocurrido hace un mes.

'Si no perciben consolidación fiscal, tienes un problema'

El ministro de Economía y Competitividad afirmó que los mercados creen que se ha producido un cambio en Italia y España, como refleja la caída de los diferenciales de la deuda soberana respecto a la alemana. 'Si no perciben consolidación fiscal, tienes un problema', dijo De Guindos.

El ministro de Economía español añadió que 'no ha habido un país con mayor estímulo fiscal y con una mayor bofetada en el mercado laboral' que España, para defender las políticas de austeridad presupuestaria. De Guindos afirmó que la reforma del sistema bancario español que va a sacar el Gobierno será un éxito si 'se produce un proceso de consolidación, fusiones y mejora del gobierno corporativo'.

El ministro reconoció que la inyección de liquidez que acometió el Banco Central Europeo (BCE) a finales de diciembre con un vencimiento a tres años ha reducido las presiones sobre los vencimientos de la deuda que tienen las cajas de ahorro. De Guindos dijo que la reforma del sistema bancario y laboral se va a anunciar antes del próximo 15 de febrero y descartó que España vaya a necesitar asistencia financiera, algo en lo que también coincide el Fondo Monetario Internacional (FMI).