Público
Público

El Gobierno impulsa un plan de ayudas para la compra de motos

Se destinará una dotación de nueve millones de euros a ayudar al sector

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy un programa subvenciones entre 225 y 750 euros, en función de las características, para la compra de motos, siempre que su precio de venta no supere los 9.500 euros IVA incluido y excluido el Impuesto de Matriculación.

Este plan de ayudas, conocido como Moto-E, consta de una dotación de 9 millones de euros y responde a una vieja reivindicación del sector motociclista español, que está sumido en una profunda crisis de mercado.

Las cifras hablan por sí solas: Las ventas de estos vehículos han caído un 50% en el primer semestre del año. La fuerte caída de este mercado desde hace más de un año alarmó a las empresas de este sector, que advirtieron del serio riesgo de pérdida del 20% de su mano de obra.

El Plan Moto-E surge para paliar esta situación. Según ha afirmado la vicepresidenta primera y portavoz del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, el plan abarca la doble iniciativa de 'incentivar esta importante actividad de la economía' y favorecer el mercado con motocicletas más seguras y menos contaminantes.

Las ayudas oscilarán entre los 225 euros y los 750, dependiendo de la cilindrada del vehículo. En el caso de los ciclomotores de hasta 50 c.c., las subvenciones serán de 225 euros; las motocicletas que alcancen un máximo de 250 c.c podrán recibir un importe total de 525 euros; mientras que las motocicletas de cilindrada superior recibirán la cantidad máxima fijada.

Al igual que en el plan 2000E para estimular la venta de automóviles, estas ayudas serán otorgadas por el Gobierno Central y las marcas del sector, mientras que las Comunidades Autónomas podrán decidir si sumarse a la iniciativa o mantenerse al margen.

Dicho plan será activo hasta el 30 de junio de 2010 o hasta el agotamiento de los 9 millones de euros que aporta el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, si se produce antes del agotamiento del periodo de vigencia.

Los beneficiarios del Plan Moto-E serán los clientes particulares, los autónomos y las pequeñas y medianas empresas que adquieran un vehículo de dos ruedas con el límite de precio de venta ya citado.

En cuanto a las bajas para el achatarramiento, el plan establece una antigüedad de más de cinco años para los ciclomotores y motocicetas hasta 250 c.c., mientras que para las cilindradas superiores, la antigüedad debe rebasar los siete años.

El Plan Moto-E excluye a los vehículos de dos ruedas de segunda mano y las motocicletas de más de 100 CV (74 kw) con una relación peso/potencia igual o superior a 0,66.