Público
Público

Gobierno insiste en alargar la edad de jubilación para mantener las pensiones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, insistió hoy en que alargar la edad legal de jubilación es la mejor garantía para garantizar el futuro de las pensiones y descartó otras medidas como el aumento de las cotizaciones sociales o la reducción de las prestaciones.

Durante su primera comparecencia en la comisión no permanente del Pacto de Toledo, Gómez dijo que para el Gobierno una "reforma de calado" del sistema de Seguridad Social es una "cuestión de Estado" y que como tal debe contar con el máximo apoyo.

Por ello, apeló a la responsabilidad de los diputados y les pidió que aparquen sus diferencias y que trabajen juntos por lograr un acuerdo en las próximas semanas porque, según dijo, "es lo que necesita nuestro país y es lo que desean los ciudadanos".

En este sentido, señaló que "nunca antes tantas miradas, dentro y fuera de nuestras fronteras, se habían dirigido al Pacto de Toledo" y reiteró que la reforma de las pensiones es "imprescindible e inaplazable".

Para Gómez, una permanencia mayor en el mercado de trabajo es la "mejor garantía" para el equilibrio del sistema en el futuro, por ello consideró "imprescindible" reducir las prejubilaciones y las jubilaciones anticipadas, ampliar la población activa y prolongar la vida laboral.

Gómez confirmó que el documento "de referencia" del Gobierno que incluye las líneas de actuación en materia de pensiones es el que presentó en esta comisión el pasado 29 de enero.

Durante su intervención, subrayó que la necesidad de recuperar el equilibrio presupuestario ha dado lugar a restricciones fiscales "que se van a mantener en los próximos años" y que "inevitablemente" ejercerán una presión adicional sobre el gasto en pensiones.

Por ello, señaló que la crisis económica acentúa la necesidad de reformar el sistema de pensiones para garantizar su sostenibilidad "cuanto antes".

No obstante, precisó que la reforma de las pensiones no es una respuesta a la crisis económica ni a "hipotéticas dificultades financieras de la Seguridad Social", pero que en el actual contexto "sí debe contribuir a apuntalar la recuperación económica".

Explicó que para "comprender la magnitud del "desafío demográfico" al que se enfrenta el sistema hay que pensar en que el número de pensiones pasará de los 8,81 millones actuales a más de 11 millones en 2025 y a 16,8 millones en 2049.

En cuanto al gasto, Gómez recordó que la Comisión Europea ha estimado que España pasaría de gastar un 8,4% del PIB en pensiones en 2007 a 15,1% en 2060 y que, según un informe del propio Ministerio de Trabajo en 2008, los ingresos del sistema cubrirían gastos hasta 2023.

A partir de esa fecha, los recursos del Fondo de Reserva podrían compensar los resultados negativos hasta 2029, pero más allá de ese año, el sistema entraría en una situación deficitaria "que tendría que ser compensado por el Estado".