Público
Público

El Gobierno invita a Mas al Foro Mediterráneo a condición de que esté callado

Moncloa cursa una invitación al president catalán para que acompañe al acto a Rajoy, aunque no podrá intervenir

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno ha insistido a través de los servicios de Protocolo del Palacio de la Moncloa que ha cursado una invitación al presidente de la Generalitat de Catalunya, Artur Mas, para que acompañe al jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy a la inauguración del Foro del Mediterráneo, que el próximo miércoles da comienzo en Barcelona, aunque no podrá intervenir. Moncloa está a la espera de la contestación del gobierno catalán, informaron a Europa Press en fuentes gubernamentales.

Paralelamente, el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García Margallo, conversó hoy telefónicamente con el conseller de Presidencia de la Generalitat de Catalunya, Francesc Homs, por este mismo asunto. Durante la conversación, Margallo le ha explicado a su interlocutor que corresponde a Protocolo de Presidencia del Gobierno la organización del acto.

Este departamento considera que Mas no debe intervenir en el citado Foro porque se trata de una reunión de Estados, de ahí que le haya cursado una invitación únicamente para que acompañe al presidente del Gobierno a la inauguración.

Las divergencias entre los dos gobiernos sobre este asunto dieron comienzo la pasada semana. Concretamente, el martes día 15, Homs envió una carta a Margallo en la que le solicitaba que se invitase a Artur Mas a intervenir en la inauguración.

Un día después, el 16 de octubre, Margallo respondió también con una escueta carta al consejero catalán explicándole que Mas estaba invitado para asistir a la inauguración y que el secretario general de la Unión para el Mediterráneo (UpM) le dirigirá una invitación a Artur Mas para asistir.

El Palau de Pedralbes --sede de la Unión por el Mediterráneo (UpM)-- acogerá el miércoles la primera edición del Foro Económico del Mediterráneo Occidental, en el marco del 'Diálogo 5+5', que reúne a Portugal, España, Francia, Italia y Malta, por un lado, y a Mauritania, Marruecos, Argelia, Túnez y Libia, por otro.

Este lunes, el PP catalán y C's han coincidido en pedir a Mas que asuma que no le corresponde intervenir porque no preside un Estado, mientras que han defendido su participación CiU, ERC, PSC e ICV.

La polémica se añade al encontronazo protocolario de la semana pasada, cuando Mas decidió no asistir a un acto de la patronal Fomento del Trabajo en Barcelona porque no iba a ser presidido por él, sino por la vicepresidenta del Gobierno central, Soraya Sáenz de Santamaría, ya que acudía como presidenta en funciones porque Mariano Rajoy estaba en la Cumbre Iberoamericana.