Público
Público

El Gobierno irlandés eliminará 23.500 funcionarios hasta 2015

El plan de ajuste, que también conlleva una reducción del número de días libres de los funcionarios y privatizaciones, ahorrará 2.500 millones de euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno de Irlanda se suma a la última ola de recortes que recorre Europa y hoy ha anunciado que eliminará 23.500 puestos de funcionarios hasta 2015. El ejecutivo se ha justificado aduciendo que la medida ahorrará 2.500 millones de euros, según ha anunciado el ministro de Gasto Público y Reforma, Brendan Howlin.

Con una población de casi cuatro millones de personas y un funcionariado de 297.000 trabajadores, el objetivo es rebajar ese número hasta 273.500 cuando en 2015 finalice el programa de ayuda a este país de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional, cuantificado en 85.000 millones de euros.

Significará que, desde que en 2008 comenzaron los recortes, habrá una reducción del 12% en el número de empleados públicos y una rebaja del 15% en ahorro de gastos sociales, explicó el titular laborista, quien estuvo acompañado durante su presentación por el primer ministro, el conservador Enda Kenny.

El Ejecutivo de coalición de Dublín ha identificado también otras áreas de acción para reducir el gasto gubernamental, que se traducirá en la aplicación de una 200 medidas específicas y la presentación de 70 'recomendaciones' para acciones futuras.

Así, 48 organismos semiestatales autonómicos serán sometidos a un 'proceso de racionalización', que en la práctica es su eliminación o fusión. Mientras, otros 46 serán objeto de una 'exhaustiva revisión'.

Irlanda abandonará el 'plan de descentralización' que distribuía ministerios en otras ciudades

Howlin también aseguró que se abandonará el llamado 'plan de descentralización', que comenzó en 2003 y pretendía distribuir algunos ministerios y otras agencias gubernamentales en otras ciudades del país.

En total, se paralizan 40 proyectos de descentralización y se revisarán la viabilidad de otros 22, aunque se mantendrán los 32 que ya están en funcionamiento.

Se reducirá, además, el número de días libres anuales que tenía hasta ahora el funcionariado, que podría bajar de los 42 actuales a una cifra común para todo este sector de en torno a 32.

El Gobierno quiere un modelo estándar de concesión de días libres que elimine una 'anomalía histórica' pues las diferentes autoridades locales todavía gestionan estos privilegios de sus trabajadores para acomodar las fechas de 'festivales o carreras de caballos', indicó Howlin.