Público
Público

El Gobierno israelí estudia cómo responder al ingreso de Palestina en la UNESCO

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los ocho principales ministros del Gobierno israelí se reunirán esta tarde en Jerusalén para analizar las posibles respuestas al ingreso ayer de Palestina en la UNESCO.

Si bien no es seguro que el encuentro acabe con decisiones, los ministros estudiarán varias propuestas de reacción, como aumentar la construcción en las colonias judías de los territorios ocupados de Jerusalén Este y Cisjordania, según medios locales.

También explorarán retener las tasas y aranceles que recauda Israel para traspasar a la Autoridad Nacional Palestina (ANP), como estipulan los Acuerdos de Oslo, o la retirada a dirigentes palestinos de sus pases exclusivos, que agilizan el cruce de fronteras y puestos militares de control.

"Lo que ha pasado en la Unesco no es algo sin importancia y debe ser tomado con seriedad. Israel podría elegir efectuar una respuesta unilateral propia a esta iniciativa", señaló una fuente diplomática a la edición digital del diario "Yediot Aharonot".

Otras fuentes cercanas al Ejecutivo daban a entender que la reacción será edificar más casas en asentamientos situados en "lugares que Israel no ve como problemáticos", aunque el anuncio reciba "críticas internacionales".

En este sentido, el ministro de Exteriores, el ultranacionalista Avigdor Lieberman, abogó ayer en el Parlamento por estudiar la posibilidad de cortar todos los vínculos con la ANP.

"Mis recomendaciones serán muy claras. Tenemos que valorar cortar todos los vínculos con la Autoridad Palestina. No podemos seguir aceptando medidas unilaterales una detrás de otra", dijo Lieberman, quien participará en la reunión ministerial de esta tarde.

Tras conocerse el resultado de la votación, el Ministerio israelí de Exteriores emitió un comunicado en el que asegura que "considerará sus próximos pasos respecto a la cooperación" con la Unesco.

Esta mañana, el jefe negociador palestino, Saeb Erekat, declaró a la radio militar israelí que el Gobierno de Benjamín Netanyahu debería haber sido el primer país en aplaudir la votación en la UNESCO, ya que israelíes y palestinos comparten una "tierra con una historia y cultura común".

Los palestinos se preparan para presentar también una petición de ingreso en la Organización Mundial de la Salud (OMS), según el ministro de Sanidad de la ANP, Fathi Abu Moghli.