Público
Público

El Gobierno keniano afirma que "controla" el centro comercial de Nairobi

El Ministerio del Interior cree que ya han sido liberados todos los rehenes. El ataque ha provocado 62 muertes y casi dos centenares de heridos. Las fuerzas de seguridad han abatido a tres terroristas y detenido a otros diez

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Ministerio del Interior keniano aseguró a última hora de la noche del lunes que el Ejército tenía 'bajo control' el centro comercial de Westgate de Nairobi, asaltado desde el pasado sábado por milicianos del grupo terrorista somalí Al Shabaab. Según informaron las autoridades kenianas, todos los rehenes ya habrían sido liberados. Sin embargo, la operación aún no ha concluido: las fuerzas del orden 'siguen peinando' el edificio y esta pasada madrugada se escucharon disparos y continuó el vuelo de los helicópteros. Según las últimas informaciones, están combatiendo con los atacantes planta por planta.

'Hemos arrestado a más de diez individuos para interrogarlos en relación con el ataque' del centro comercial Westgate, añadió el cuerpo policial en su cuenta oficial de la red social Twitter, sin aportar más detalles. 'Instamos a los kenianos a mantener la calma y a informar de individuos o actividades sospechosos a la agencia de seguridad del Gobierno más cercana', subrayó la Policía.

La ministra de Asuntos Exteriores de Kenia, Amina Mohamed, aseguró a la cadena PBS que entre los autores del ataque a un centro comercial este fin de semana en Nairobi, en el que fallecieron 62 personas, había 'dos o tres' ciudadanos estadounidenses. Mohamed explicó en el programa informativo Newshour que los estadounidenses que participaron en el tiroteo tenían entre 18 y 19 años, eran de origen somalí y árabe, y uno de ellos es procedente del estado de Minnesota. 

La cadena de televisión keniana Citizen TV informó este martes de que las tropas del Ejército han dado muerte a 'seis de los atacantes' que permanecen en el centro comercial Westgate de Nairobi, pero no ha dado más detalles ni ha precisado las fuentes.

'Las fuerzas de seguridad han matado a seis de los atacantes que restan', ha indicado la televisión en un breve informativo. Fuentes oficiales habían informado previamente de la muerte de tres de las entre diez y quince personas que habían atacado el edificio el pasado sábado.

Ráfagas de disparos con distintos tipos de armamento continúan produciéndose en el edificio, rodeado por el Ejército y donde entre diez y quince asaltantes -según las autoridades- siguen atrincherados. Más de dos días después del comienzo del ataque, el inspector general de la Policía keniana, David Kismaiyo, no había podido precisar el número de terroristas ni de rehenes que siguen dentro del Westgate, si bien aseguró que varios rehenes habían sido liberados

'Tres terroristas han muerto y otros han sufrido heridas', precisó la Policía

'No queremos darles una posición definitiva sobre cuándo pensamos que el proceso culminará, pero estamos haciendo todo lo razonablemente posible, aunque con cautela, para terminar con este proceso', afirmó el ministro del Interior.  Poco tiempo antes de la comparecencia del ministro, varias explosiones volvían a repetirse en el centro comercial de Nairobi asaltado por militantes de la milicia radical islámica Al Shabab.

Según un funcionario de las fuerzas de seguridad citado por Reuters poco después de ver el humo que salía del edificio, las explosiones fueron provocadas por el dispositivo conjunto de fuerzas israelíes y keniatas en un nuevo intento de liberar a los retenidos a través del tejado, aunque según ha explicado el ministro Lenku, fueron los propios terroristas quienes provocaron la columna de humo negro al incendiar colchones en un supermercado a manera de señuelo.

El ministro de Interior ha confirmado que las fuerzas de seguridad están dentro del centro y que controlan todas la plantas, sin embargo sostiene que algunos terroristas están ocultos dentro del centro comercial y quedan algunos rehenes sin liberar.

La última cifra de muertos que ofreció la policía keniata, a las que habría que sumar los tres terroristas asesinados en el asalto, es de 62 muertos y 181 heridos, diez menos de los que la Cruz Roja cifraba con anterioridad,a  los que se sumaban 63 desaparecidos y 175 heridos.

Grandes columnas de humos negro podían verse en los alrededores del centro comercial después de que se escucharan tres grandes explosiones. La prensa fue trasladada, imposibilitando la filmación del edificio, aunque minutos antes de las explosiones, varias imágenes de televisión mostraban un vehículo blindado y tropas de camuflaje cambiando su posición. 

La operación suponía un serio riesgo para la vida de los rehenes, ya que los terroristas advirtieron en un comunicado que los ejecutarían si se utilizaba la fuerza para liberarlos. Aún no hay datos sobre bajas civiles en este último intento de rescate.

'Las fuerzas israelíes y kenianas han intentado entrar en Westgate por la fuerza pero no han podido, los muyahidines matarán a los rehenes si los enemigos usan la fuerza', declaró el jeque Ali Mohamud Rage, portavoz de Al Shabaab, en un mensaje de audio colgado en www.somalimemo.net.

Por su parte, el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Kenia, general Julius Karangi, exigió a los terroristas 'rendirse ahora' porque 'no hay vuelta atrás'. 'Tenemos idea de quienes son estas personas. Son de varias nacionalidades. Estamos luchando contra el terrorismo global', dijo Karangi en la citada rueda de prensa.

Según aseguró previamente el ministro Lenku, los asaltantes que permanecían atrincherados eran entre 10 y 15, parapetados en un casino de la planta superior del centro comercial. El ministro aseguraba desconocer la cifra de rehenes, aunque los radicales mantenían retenidas entre 10 y 15 personas , indicó a Efe el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Kenia, Laban Onditi, quien también aseguró que varios atacantes murieron en la primera operación de rescate.

La explosiones han sido intermitentes desde que comenzaba a amanecer en la capital de Kenia tras una noche en aparente calma. Dos días de asedio por parte de los fundamentalistas que, según el último balance de Cruz Roja, ha dejado 69 muertos, 63 desaparecidos y 175 heridos, por el momento. Aunque el ministro del Interior rebaja la cifra a 59.

Los disparos se han iniciado sobre las 06.15 horas (03.15 hora GMT) en los alrededores del edificio, donde a última hora de este sábado la mayoría de los rehenes había sido liberada, informó el Ejército keniano.

Asesores israelíes están ayudando al Gobierno del país africano a elaborar la estrategia para acabar con el asedio, según ha admitido una fuente de seguridad israelí.

El intercambio de tiros se ha prolongado durante unos 15 minutos, procedentes al parecer tanto del interior como del exterior del edificio. Un grupo de soldados armados se ha dirigido corriendo en dirección al Westgate desde el centro donde se ha instalado uno de los puestos de atención a heridos y a la prensa, situado a un centenar de metros del centro comercial. El sonido de disparos ha sido el más fuerte escuchado en las cercanías del edificio sitiado en las últimas doce horas.

La segunda noche del asalto con rehenes ha transcurrido tranquila, sin movimiento aparente en el exterior y sin que ninguna persona haya tenido que ser atendida por heridas.

El Ejército keniano aseguró a última hora de la pasada noche haber liberado a la mayoría de los rehenes que permanecían retenidos desde las 13.00 horas del lunes (10.00 hora GMT) por Al Shabab en uno de los centros comerciales más exclusivos y concurridos de Nairobi. Los soldados tomaron la mayor parte del edificio y continuaban avanzando para neutralizar a los terroristas y rescatar a todos los rehenes.

El Ejército indicó que a media tarde había iniciado el asalto final, en el que cuatro soldados habían resultado heridos.

Al Shabab aseguraba esta madrugada en Twitter que sus muyahidin estaban 'preparados para morir'. La red de microblogging ha cerrado hasta seis cuenta abiertas por el grupo terrorista desde principios de 2013, varias de ellas creadas y canceladas en los últimos días.

Una española, de 29 años, logró escapar del centro comercial Westgate de Nairobi apenas una hora y media después de que comenzara el asalto el pasado sábado. Pensó que era su 'último día' e 'iba a morir todo el mundo', afirmó a Efe.

Esta joven cooperante estuvo en el interior del edificio, pero en una planta y establecimiento distintos al de otra española de 50 años y su hija de 12 , que se escondieron durante cuatro horas en los probadores de una tienda de ropa y también fueron evacuadas ilesas.

DISPLAY CONNECTORS, SL.