Público
Público

El Gobierno luso cree que Portugal ya está más cerca de Irlanda que de Grecia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Ejecutivo conservador luso defendió hoy que Portugal sigue la misma senda que Irlanda para regresar al crecimiento económico y que, gracias a ello, la imagen del país se aleja cada vez más de la de Grecia.

Así lo apuntó el ministro de Asuntos Parlamentarios, Miguel Relvas, quien en declaraciones a los medios durante un acto público en el municipio norteño de Celorico de Basto se mostró convencido de que Portugal logrará superar las adversidades.

"Irlanda comienza a dar ahora los primeros pasos en crecimiento económico, y ése es el camino que nosotros queremos hacer", subrayó.

El dirigente del gobernante Partido Social Demócrata (PSD, de centro derecha), recordó que los irlandeses sufrieron hace dos años "una recesión más profunda" que la que padece Portugal, y que sin embargo lograron salir de ella "siguiendo la misma estrategia" que aplica hoy el Gobierno luso.

En su opinión, esto ha permitido que Europa considere la situación portuguesa más próxima a la de Irlanda, cuando hace sólo tres meses se relacionaba con la del Estado heleno.

Portugal fue el tercer y último país hasta el momento en pedir el rescate financiero de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI) debido a la crisis de la deuda soberana, en abril pasado, apenas unos meses más tarde de que lo hicieran Grecia e Irlanda.

Relvas justificó la importancia de acometer las severas medidas de ajuste previstas por el Gobierno luso en los presupuestos para 2012 para "adelgazar" el Estado y reforzar la capacidad de las empresas "para que puedan generar riqueza".

En este sentido, lamentó la salida al extranjero de miles de jóvenes portugueses cualificados por la falta de oportunidades laborales y abogó por recuperar el crecimiento económico para permitir su regreso.

Además del rechazo de la oposición, los recortes incluidos en el proyecto presupuestario del Ejecutivo han sido criticados incluso por parte de un sector del propio PSD, el partido mayoritario en la coalición gobernante, que los considera demasiado gravosos para determinados sectores de la sociedad.

Entre estos ajustes, destaca la supresión de entre una y dos pagas a los funcionarios, trabajadores de empresas públicas y pensionistas con salarios superiores a los mil euros mensuales, además de un fuente incremento de la carga impositiva.

Hoy mismo, la que fuera ministra de Finanzas y candidata por el PSD en las elecciones legislativas de 2009, Manuela Ferreira Leite, hacía públicas esas divergencias en su artículo de opinión semanal publicado por el semanario "Expresso", en el que lamentó los argumentos esgrimidos por el Gobierno para justificar estas medidas.

Ferreira Leite consideró inapropiado que el impacto de estos recortes se concentre en un sólo sector de la población, y destacó que "no es verdad" que los salarios en la función pública sean, de media, superiores a los del sector privado, tal y como aseguró el Gobierno.

La ex ministra apoyó así unas tesis muy cercanas a las defendidas anteriormente por el jefe del Estado, Aníbal Cavaco Silva -antiguo primer ministro e histórico dirigente también del PSD-, quien pidió al Ejecutivo que no cargara en las espaldas de funcionarios y pensionistas todo el peso de los ajustes.

Los presupuestos para 2012 de Portugal, que recibieron ayer el primer visto bueno del Parlamento, deberán ser sometidos a votación otras dos veces más hasta su aprobación definitiva, tras lo que han de ser sancionados por Cavaco Silva, quien tiene la potestad de devolverlos a la Cámara para una nueva revisión.

La adopción por el Gobierno de medidas de austeridad extraordinarias -no incluidas en el acuerdo firmado con la UE y el FMI a cambio del rescate financiero- se debe a la aparición de dos desvíos en las cuentas públicas lusas por más de 3.000 millones de euros, lo que complica el cumplimiento de los objetivos acordados.