Público
Público

El Gobierno de Melilla enviará una carta al Rey y a Zapatero con el rechazo a la reducción del Ejército

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Ejecutivo de Melilla enviará al Rey Juan Carlos y al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, una carta para expresar el "rechazo" a la reducción de efectivos militares en la ciudad, contemplada en el Plan de Transición del Ejército.

Así lo ha acordado hoy el Consejo de Gobierno melillense, reunido en sesión urgente y extraordinaria, quien además ha decidido trasladar ese mismo mensaje al ministro de Defensa y al jefe del Estado Mayor del Ejército.

En rueda de prensa, el vicepresidente primero, Miguel Marín, ha reiterado la "preocupación" que existe en el seno de la Ciudad Autónoma ante las noticias que apuntan a una importante reducción de la presencia militar en Melilla.

El Ejecutivo autonómico, según los datos no oficiales que maneja, ha afirmado que, entre 2008 y 2011, el número de soldados se reducirá en dos tercios, de modo que dentro de cuatro años la cifra total de efectivos del Ejército se quede en 1.000 personas.

Según Marín, serán alrededor de 2.000 los militares que tendrán que abandonar Melilla lo que, junto a sus familias, implica la marcha de la ciudad de unas 7.000 personas, lo que supone alrededor del 10 por ciento de la población total.

El número dos del Ejecutivo local ha señalado que, junto con las entidades sociales y económicas, con las que esta mañana ha mantenido diferentes encuentros, se hará lo posible para que el Plan de Transición del Ejército se paralice y se anule en Melilla.

"Ésta es de las peores noticias que ha podido recibir Melilla en la historia de la democracia", ha asegurado Marín, quien ha alertado de las consecuencias sociales, económicas y psicológicas que va a traer consigo esta reducción.

Por todo ello no se descarta incluso que puedan producirse movilizaciones y concentraciones, al tiempo que se está buscando una fecha para que los gobiernos de Ceuta y Melilla, junto a sus parlamentarios nacionales, puedan reunirse para buscar una solución.

Marín ha lamentado que lo que es hoy una "realidad" se haya estado negando en los últimos meses y ha solicitado la dimisión del delegado del Gobierno, José Fernández Chacón, quien ayer dijo no tener conocimiento de la disminución de efectivos.

En opinión del vicepresidente, es "muy grave" que el delegado, o bien no tenga conocimiento de una situación tan importante o bien haya mentido al respecto.