Público
Público

El Gobierno mexicano descarta que el accidente aéreo haya sido un atentado

Juan Camilo Mouriño, secretario de Gobernación y 'hombre fuerte' del presidente Felipe Calderón, muere al precipitarse la avioneta en la que viajaba sobre la ciudad de México. También fallece el jefe de la luc

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

 

El Gobierno de México carece por ahora de indicios de que el accidente aéreo que el martes costó la vida al ministro del Interior, Juan Camilo Mouriño, y a otras doce personas en la capital del país fuera consecuencia de un atentado. 'Hasta el momento no se han detectado indicios que permitan formular hipótesis diferentes a las de un accidente', dijo en una rueda de prensa el ministro de Comunicaciones y Transportes, Luis Téllez, sobre el siniestro, que causó además 13 heridos.

De las transcripciones iniciales se deduce que el acercamiento de la aeronave se realizaba 'dentro de los parámetros establecidos para la aproximación y el aterrizaje', añadió el ministro mexicano. Téllez declaró que las condiciones meteorológicas eran buenas y que 'no existió ninguna llamada de emergencia por parte del piloto', que tampoco se comunicó antes de estrellarse con ningún familiar, como sostuvo una periodista en la rueda de prensa. 'Hasta ahora lo que se tiene es que el avión cayó en tierra y en tierra se dio la explosión', añadió.

El presidente de México, Felipe Calderón, perdió en la madrugada del martes al miércoles a dos piezas claves en la lucha contra el crimen con la muerte en accidente aéreo del ministro del Interior, Juan Camilo Mouriño, y de su asesor en materia de seguridad, José Luis Vasconcelos. Junto a ellos perecieron, además, la directora de Información de la Secretaria de Gobernación (Ministerio del Interior), Norma Diez; el portavoz de la institución, Miguel Monterrubio, y el coordinador de esa cartera, Arcadio Echeverría. También fallecieron el piloto Martín Jesús de Oliva, el copiloto Álvaro Sánchez, el capitán Julio César Ramírez y la sobrecargo Gisel Carrillo.

En un aparatoso accidente, cuyas causas se desconocen, el avión en el que viajaban, un Learjett 24, se estrelló e incendió en una concurrida calle de la ciudad de México a las 18.40 horas locales (23.40 GMT), una hora punta para el tráfico de la capital. Frente al depósito de cadáveres en el que se encuentran las víctimas, el fiscal del Distrito Federal, Miguel Angel Mancera, dijo este miércoles que en la morgue hay 13 cuerpos sin vida, cuatro de los cuales de ciudadanos que al parecer se encontraban en la calle cuando cayó el avión en un acomodado barrio de la urbe. Según Mancera, en los hospitales del DF hay trece heridos, cuatro de ellos graves, y todos presentan quemaduras de entre el 40 y el 70 por ciento de sus cuerpos.

En el siniestro resultaron heridas al menos 40 personas, entre transeúntes y ocupantes de vehículos que circulaban en ese momento.

Hasta el momento se desconoce la gravedad de las lesiones de estas personas, aunque el alcalde capitalino, Marcelo Ebrard, dijo a la prensa que al menos ocho estaban en graves.

Una treintena de coches ardieron tras el impacto y fueron desalojados los edificios de los alrededores, sobre los que no llegó a chocar la aeronave gracias a las maniobras del piloto.

Calderón, conmocionado 

Efectivos del Ejército, de la Fiscalía y de Aeronáutica Civil recogieron muestras de los restos de la aeronave así como la caja negra para averiguar las causas del accidente.

Calderón, conmocionado, prometió una profunda investigación 

 

En un mensaje a la nación a su llegada de una gira por el país, Calderón, visiblemente conmocionado, prometió una profunda investigación de las causas del siniestro en las que perdió la vida su ministro de Gobernación, brazo derecho e íntimo amigo.

También perecieron en el accidente la directora de Información de Gobernación, Norma Diez; el portavoz de esa dependencia, Miguel Monterrubio, y el coordinador del Ministerio, Arcadio Echeverría.

Perdieron también la vida el piloto Julio César Ramírez, el copiloto Álvaro Sánchez y la sobrecargo Gisel Carrillo.

Acuerdo Estatal por la Seguridad

Mouriño y los otros siete ocupantes del avión se trasladaban a la Ciudad de México desde el estado central de San Luis de Potosí, donde habían asistido a la firma de un Acuerdo Estatal por la Legalidad, la Seguridad y la Justicia.

'Su muerte me causa un enorme pesar pero al mismo tiempo un motivo poderoso para pelear sin descanso y ahora más que nunca por los ideales que compartimos', dijo Calderón tras señalar que posteriormente dará a conocer los cambios en el gabinete que habrá de realizar por este hecho.

Mouriño, quien nació en Madrid en 1971 y se nacionalizó mexicano a los 18 años, fue nombrado secretario del Interior en enero pasado por el presidente de México.

El ministro de Comunicaciones y Transportes, Luis Téllez, descartó que se trate de un atentado y dijo que no hubo al parecer 'ninguna falla' en el vuelo, aunque en los minutos previos al accidente la aeronave 'suspendió la comunicación' con los controladores aéreos.

Accidente 

'Todo indica que es un accidente porque las partes del avión están completas; la turbina y el fuselaje están completos', dijo Téllez al recordar que 'cuando se trata de una causa distinta de incidente se dispersan las piezas' en el momento del impacto.

Las partes del avión están completas

El ex vicefiscal contra el crimen organizado se había retirado de la Fiscalía General en agosto pasado después de 20 años de servir en esa institución para ser llamado posteriormente por Calderón para asesorarle.

Vasconcelos, contra quien capos del narcotráfico realizaron varios atentados que resultaron fallidos, fue el responsable, como vicefiscal jurídico y asuntos internacionales, de la extradición en casi dos años de más de un centenar de delincuentes.