Público
Público

El Gobierno no quiere paros "extraños" de controladores

El colectivo decide este martes si hace un día de huelga entre el 18 y el 20 de agosto 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Aviso a navegantes. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó hoy que la amenaza de paros de los controladores 'es injustificada', que espera 'que no haya huelga' ni 'paros extraños o situaciones extrañas' en el seno de este colectivo. Y, si al final hoy estos profesionales deciden convocar un día de huelga, subrayó que su deseo es que 'el impacto sea el menor posible en el turismo', señaló el presidente en un acto hoy en León.

Ya ayer, el ministro de Fomento, José Blanco, advirtió a los controladores que, en caso de paros, se impondrán unos servicios mínimos que garantizarán el buen funcionamiento de los aeropuertos.

En el lado de Usca, el sindicato de los controladores, los ánimos están muy caldeados y es muy factible la posibilidad de un paro en pleno mes de vacaciones. Usca avisa de que 'la gente está muy quemada después de tres decretos y dos campañas despiadadas en los medios de comunicación; es una agresión total contra la profesión, lo mismo que hicieron en su día con los pilotos', asegura César Cabo, uno de los portavoces del sindicato. Según otro portavoz, Daniel Zamit, más de 200 controladores han pedido rescindir su contrato.

Hoy votarán casi 1.900 controladores que están en torres y centros de control, de un total de 2.400 profesionales si convocan un día de huelga. Si sale un sí, Usca maneja como posible una jornada entre el 18 y el 20 de agosto, pero 'no tendrá mucha incidencia', asegura Zamit. Tras comunicar los resultados el miércoles, deben cumplir con los diez días naturales de preaviso fijados en la ley.

Nunca ha habido en España una huelga legal de controladores. El caos que el colectivo ha desatado en los aeropuertos siempre se ha debido a paros encubiertos o, como hace dos semanas, por el disparado número de bajas.

La piedra de toque del conflicto es la negociación del convenio colectivo, que no avanza. A los controladores les ha encendido el último decreto, que regula las horas de descanso, y acusan a Aena de 'no negociar'. Sobre el salario medio de 200.000 euros ya no se discute.