Publicado: 14.02.2014 16:34 |Actualizado: 14.02.2014 16:34

El Gobierno obliga a los agregadores de contenidos como Google a compensar a los editores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes el texto de la "reforma parcial" de la ley de Propiedad Intelectual, que pasa ahora a su tramitación parlamentaria en las Cortes. La principal novedad de este proyecto es la inclusión del pago de "compensaciones equitativas" a editores de contenidos (incluidos los medios de comunicación) por parte de agregadores o buscadores como Google News, aunque no se exigirá a éstos tener autorización previa para citar "fragmentos no significativos" de informaciones.

Queda por concretar, sin embargo, qué son o cuánto de la información abarcan los "fragmentos no significativos" a los que se refiere el Gobierno en su texto de hoy, ya que el Ejecutivo se ha limitado a señalar en su referencia a esta medida que "se adapta el límite de cita o reseña al ámbito de los agregadores de contenidos o buscadores en Internet, reconociendo el derecho de las empresas editoras y autores de noticias a ser compensadas económicamente por la explotación de sus contenidos".

La vicepresidenta y el ministro de Educación, Cultura y Deporte han anunciado esta reforma en la rueda de prensa posterior a la reunión del Ejecutivo, que responde, según Soraya Sáenz de Santamaría, a una vieja demanda para resolver "uno de los problemas más urgentes en la regulación de la propiedad intelectual", producto de la evolución de las nuevas tecnologías, del progreso de la sociedad de la información o de la identificación de problemas en el funcionamiento de las entidades de gestión.

"La transparencia, el control y la vigilancia efectiva de las entidades de gestión de derechos de propiedad intelectual por las administraciones públicas" se verán reforzadas con la nueva ley, según la portavoz del Gobierno, que proporcionará, asimismo, una mayor "protección de los autores frente a las vulneraciones de sus derechos en Internet".

El ministro de Educación y Cultura, en un gesto inusual en él, se ha disculpado por su ausencia en la gala de los Goya del pasado domingo. "Lamento no haber podido asistir", ha asegurado, aunque ha insistido en una cuestión de agenda que le obligó a viajar a Londres el domingo por la tarde (hora de la entrega de premios) para reunirse el lunes a primera hora con el ministro de Universidades británico. José Ignacio Wert, sin embargo, se ha defendido de quienes han "supuesto que esa ausencia suponía una desconsideración", alegando que tales "interpretaciones adolecen de un desenfoque interpretativo". "Quienes me conocen -ha confesado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros- saben que soy muy aficionado al cine y me interesa mucho el cine español". Wert ha asegurado que ha visto casi todas las nominadas este año a los premios y las dos que se han llevado más goyas. "No tengo la capacidad de estar en dos sitios a la vez", se ha lamentado el ministro, pero ha recordado que su departamento estaba representado por el secretario de Estado de Cultura, José María Lasalle, y otros responsables, por lo que las críticas rozan "la desconsideración" hacia ellos. "Las obligaciones institucionales en el ámbito del cine son procurar que el cine español tenga las mejores oportunidades de desarrollo industrial y cultural y a eso les aseguro que he dedicado mis mayores esfuerzos", ha zanjado Wert.