Público
Público

El Gobierno, solo contra el P2P

PP e IU quieren tumbar en el Congreso el plan de Cultura. Una revuelta sin precedentes en Internet cristaliza en un manifiesto. La Academia de Cine pide alternativas a los cierres

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno se ha quedado solo en su plan de acabar con las descargas en Internet. La idea, incluida en la Ley de Economía Sostenible, de que un organismo del Ministerio de Cultura cierre las páginas que considere que vulneran la propiedad intelectual ha obrado el milagro de juntar en el mismo bando a defensores de ciberderechos, el PP, hackers, IU, los blogs más relevantes de España, el más visitado del mundo (BoingBoing), la Academia de Cine y miles de internautas anónimos que, a través de redes sociales como Facebook o Twitter, se han revelado contra la idea de que un órgano administrativo pueda cerrar páginas web sin la intervención de un juez.

PP e IU ya han adelantado que votarán la retirada de la disposición final primera del proyecto de Ley de Economía Sostenible, que modifica dos leyes para que una Comisión de Propiedad Intelectual formada por expertos independientes, pero dependiente del Ministerio de Cultura, pueda cerrar páginas web.

'No creo que el Gobierno consiga los votos necesarios para sacarla adelante', adelanta el vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons. 'Con nuestra oposición va a contar, desde luego' añade. Para el PP, la planeada comisión de Cultura va a degenerar en un órgano de censura de Internet. 'Ya es cuestionable que el Gobierno vaya contra las páginas con enlaces pero es que la ley no habla de P2P. ¿Quién dice que no va a cerrar mi página web si incluyo una foto o una cita de un texto ajeno?', dice el diputado popular.

'No creo que consigan votos para sacarla adelante', dice González Pons

Tampoco Izquierda Unida apoyará la medida, tal y como está redactada. 'IU permanecerá atenta y será beligerante en la tramitación de esta ley', dicen desde el Grupo Parlamentario. Para IU, hay jurisprudencia de sobra para defender que los enlaces son legales. 'Se podría dar la paradoja de que una norma así llevaría a cerrar los propios buscadores', añaden.

En Ferraz, sede del PSOE, querían poner calma ayer en el maremoto. Desde el Partido Socialista se mostraron convencidos de que el Gobierno explicará y matizará bien el alcance de la norma. La secretaria de Innovación y Nuevas Tecnologías de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, María González, escribía ayer en su blog que sólo se actuará frente a los que se apropien y exploten los derechos ajenos de forma masiva. 'Seguro que la mayoría estamos de acuerdo en que un desarrollo de la sociedad de la información y de oferta de contenidos del país no puede basarse en este tipo de modelos de negocio', escribió, en referencia a las páginas de enlaces P2P.

'IU permanecerá atenta y será beligerante', advierte la coalición

Sin embargo, miembros destacados del grupo socialista reconocían ayer, en privado, su frustración por el hecho de que esta medida no haya sido suficientemente discutida en el seno del partido, aunque confían en 'matizarla' en el trámite parlamentario.

Ante el revuelo, el Ministerio de Cultura intentó ayer aclarar la misión de la Comisión de Propiedad Intelectual. En un comunicado, dice que no se erigirá en un órgano de vigilancia de la red y no realizará labor preventiva alguna , ya que sólo actuará a instancias del propietario de los derechos o una entidad de gestión, como la SGAE.

Las explicaciones no frenaron la rabia y la desconfianza de miles de internautas, que se unieron ayer, en una iniciativa sin precedentes, en un manifiesto de diez puntos que rechaza la medida, reclama un debate sobre la regulación de la propiedad intelectual y asegura que los derechos de autor 'no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos'.

El grupo en Facebook contra la medida ganó 10.000 miembros en 9 horas

El manifiesto fue colgado en Internet a las 9 de la mañana y al mediodía ya se hacían eco de él 40.000 páginas. Así, por la noche, eran 150.000, entre ellos, 65.000 blogs. El documento ha sido traducido a media decena de idiomas y dialectos, desde el inglés hasta el aragonés.

Redes sociales como Tuenti, Facebook o Twitter funcionaron de altavoz del manifiesto. Sólo el grupo creado ayer a media mañana en Facebook superaba los 10.000 miembros anoche. Por su parte, el 0,27% de todos los mensajes enviados en Twitter en todo el mundo ayer al mediodía tenían como tema al manifiesto. 'Tiger Woods', el término más popular, tenía un 1,42%.

Ayer fue un día de muchas reuniones. En el Ministerio de Cultura, en la sede del PSOE o en el PP, los responsables de innovación y nuevas tecnologías de la Administración y de los grupos políticos trataron, durante todo el día, de reaccionar al tsunami de críticas. También las operadoras se reunieron hasta altas horas de la noche de ayer y hoy, previsiblemente, harán pública su posición. Incluso los mayores defensores de esta norma, la Coalición de Creadores, se reunieron durante varias horas para discutir su posición.

Álex de la Iglesia cree que las descargas de pago 'están muy verdes'

Los autores tampoco pudieron sustraerse a la polémica. Especialmente significativas fueron las declaraciones del presidente de la Academia de cine, Álex de la Iglesia, que representa a uno de los sectores más combativos en la petición de soluciones contra las descargas de contenidos sujetos a derechos de autor. El director de cine explicó en Punto Radio que 'no se puede negar una puerta o ventana que ya forma parte de la vida de mucha gente si no encontramos una alternativa', en referencia a la creación de páginas de descargas de pago. 'Eso también está muy verde', añadió el cineasta.

Es previsible que la marea de reacciones a los planes del Gobierno continúe hasta que el anteproyecto llegue al Parlamento y durante su debate. El peligro para los políticos, en esta fase, lo resume González-Pons: 'Todos los miembros del Gobierno, pero también nosotros, los integrantes del Parlamento, somos mayores de 30 años, inmigrantes digitales. Y los que están llevando esta revolución en Internet son los jóvenes'.