Público
Público

El Gobierno pide a EEUU el cese del bloqueo a Cuba

El ministro Moratinos trasladó a Clinton la reivindicación de toda la comunidad iberoamericana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, y la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, no se reunieron durante mucho tiempo el pasado 24 de febrero, pero sí el suficiente para abordar un tema para el que el propio Barack Obama había pedido colaboración a José Luis Rodríguez Zapatero en su primera conversación telefónica: la situación de Cuba.

Moratinos fue explícito con Clinton, confirman fuentes diplomáticas españolas: la nueva Administración de EEUU debe terminar ya con el embargo a Cuba, una situación que data de febrero de 1962 y que se hizo ley a principios de los noventa. Pero que, además, se enrocó con el Gobierno de George W. Bush, que no sólo ignoró a Cuba, sino que trató de llevar hasta las máximas consecuencias sus políticas de aislamiento de la isla.

El Gobierno cree que Obama es consciente de la final del bloqueo

El Gobierno de Zapatero es optimista y cree que la Casa Blanca ha recibido su mensaje de que no puede alargar mucho más la situación actual con Cuba si pretende dar un giro de ciento ochenta grados a sus relaciones con Latinoamérica. El anuncio del cese del embargo, por tanto y según todas las fuentes consultadas, es cosa de poco tiempo e incluso hay quien se muestra tan optimista que lo sitúa en la conmemoración de la V Cumbre de las Américas, que se celebrará entre el 17 y 19 de abril en Puerto España (Trinidad y Tobago), y a la que asistirán los mandatarios de 34 países, Obama incluido.

'Doble bloqueo'

En Cuba, el posible fin del embargo comercial, que ejerce EEUU desde que un Fidel Castro recién llegado al poder decretara la ley de la reforma agrícola tan denostada por los norteamericanos, se aborda con escepticismo y pocas expectativas. 'Al fin y al cabosostienen algunos analistas cubanos, el ciudadano de la isla debe hacer frente a un doble bloqueo'.

Con el término doble bloqueo, en Cuba se refieren a la burocratización del régimen castrista. Si Obama decretase el fin del embargo comercial y los productos estadounidenses circulasen normalmente hacia la isla, se toparían con otro muro que les impediría llegar a los cubanos, el segundo bloqueo: las políticas comunistas que, evidentemente, no van a aceptar condicionamientos económicos de EEUU. Y así lo demostró Raúl Castro en los últimos días con un cambio de Gobierno al más alto nivel tras la salida del canciller cubano Felipe Pérez Roque y el secretario ejecutivo del Consejo de Ministros, Carlos Lage. El equipo del hermano de Fidel Castro se dotaría así de un carácter más ejecutivo y militar, opinan en la isla, de cara a los posibles cambios que se avecinan.

El poder castrista, mientras, sigue vanagloriándose de ser el último país del mundo capaz de subsistir en el panorama internacional sin necesidad de los productos norteamericanos. Los viajes por la isla, sin señalización alguna salvo en las zonas turísticas, se salpican de grandes cartelesa favor de la revolución socialista, pero también dolorosamente críticos con el embargo: 'Dos horas de bloqueo equivalen a las máquinas braille de todos los ciegos del país' o 'Tres días de bloqueo suponen el material de los niños para un curso escolar', se puede leer en ellos.