Público
Público

El Gobierno pide a los obispos respeto y el PP critica la actitud "intolerante" del PSOE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha pedido a los obispos que respeten la separación entre Estado e Iglesia tras la nota de la Conferencia Episcopal hecha pública ayer y ante la que el PSOE tuvo una reacción que, a juicio del PP, evidencia "su enorme intolerancia"

Las reacciones se han sucedido hoy después de que la cúpula de la Iglesia presentase ayer esa nota en la que hacía un llamamiento público de los obispos para que los ciudadanos no voten el 9 de marzo a quienes estén dispuestos a negociar con ETA.

De la Vega ha insistido en que el terrorismo nunca debe formar parte del debate partidista y no debe ser instrumentalizado.

Por su parte, el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, ha criticado la "perfecta sintonía" entre el PP y la Iglesia y se ha lamentado de que durante "toda la legislatura los populares han hecho política de partido con el terrorismo", aunque "es muy grave" que lo haga la Iglesia.

En este sentido, el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, ha asegurado que "lo único que les falta" es que algún obispo concurra a las elecciones en las listas del PP y ha añadido que, como católico, le "sienta muy mal tener una jerarquía eclesiástica hipócrita".

Sin embargo, para el secretario ejecutivo de Comunicación del PP, Gabriel Elorriaga, la "desmesurada" respuesta del PSOE demuestra "su enorme intolerancia" hacia los que "discrepan" de sus opiniones, cuando la mayoría de los españoles "coinciden en que negociar políticamente con los terroristas está mal".

El secretario ejecutivo de Libertades Públicas, Seguridad y Justicia del PP, Ignacio Astarloa, ha coincidido con Elorriaga en considerar "tremendamente virulentas" las reacciones del PSOE y le ha pedido que explique a los ciudadanos por qué decidió negociar con ETA, qué negoció y por qué no ha descartado volver a hacerlo.

"Cría cuervos y, en este caso, te disputarán los votos", ha advertido al PSOE el coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, quien ha criticado la "ambigüedad" de los socialistas frente a la Iglesia porque "no basta" con "criticar" los comunicados de la Conferencia Episcopal, sino que hay que tener una posición "clara y definida" para avanzar en la aconfesionalidad del Estado.

El candidato de CiU al Congreso por Barcelona, Josep Antoni Duràn i Lleida ha acusado a la Iglesia de poner "nombres y apellidos" a las recomendaciones políticas que hace a sus fieles y ha recordado que "todos los gobiernos" han tenido "relación" con la banda terrorista.

Mientras, el portavoz del PNV en el Parlamento Vasco, Joseba Egibar, se ha preguntado si la Conferencia Episcopal es "un agente electoral" de los socialistas porque "el PSOE no lo hubiera diseñado mejor y el PP no lo hubiera hecho peor".

El portavoz de la Ejecutiva de EA, Mikel Irujo, ha arremetido contra la "nota electoral" de los obispos porque "están muy lejos del sentir de la iglesia vasca", que "siempre ha intentado colaborar en la búsqueda de soluciones al conflicto".

En un comunicado, la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) ha agradecido a la Conferencia Episcopal que haya rechazado las "negociaciones gubernamentales con los terroristas" y que haya defendido "los valores de una sociedad libre y justa".

El obispo de La Seu d'Urgell (Lleida), Joan Enric Vives, no ve razones para que el PSOE se sienta aludido pero considera que, si es así, "ya se espabilará".