Público
Público

El Gobierno pide a los partidos una postura común sobre Haidar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, se reunió el lunes con representantes de los grupos parlamentarios para que adopten una posición común sobre Aminetu Haidar, la activista saharaui que lleva 22 días en huelga de hambre por no poder regresar al Sáhara Occidental.

El PSOE va a redactar una proposición no de ley para que sea firmada por todos los grupos en la que el Congreso instará al Gobierno para que redoble sus esfuerzos para solucionar el problema y pida a Haidar que abandone la huelga de hambre.

"Comprendemos su situación, entendemos que quiera seguir luchando, políticamente o como crea oportuno, pero la rogaríamos que no siguiera por la vía de la huelga de hambre porque es demoledora para su propio bienestar", dijo el portavoz parlamentario socialista, José Antonio Alonso.

La proposición no de ley, que podría tratarse en el próximo pleno, también pide al Gobierno que le diga "a Marruecos que cumpla con sus compromisos de derecho internacional en torno al retorno de esta activista saharaui y que busque por los canales diplomáticos de rigor la complicidad, implicación, de Naciones Unidas", agregó.

La portavoz 'popular', Soraya Sáenz de Santamaría, mostró su disposición a estudiar la proposición, pero añadió que "insta desde ya al Gobierno para que redoble los esfuerzos diplomáticos" con Marruecos y los organismo internacionales para preservar la vida de Haidar.

capital de la antigua colonia española - procedente de Nueva York, donde había recibido un premio por su defensa de los derechos humanos en el territorio administrado por Marruecos.

El viernes hubo un intento de que volviera a El Aaiún, cuando el Ministerio español de Asuntos Exteriores le dijo que había un acuerdo con Marruecos. Aunque se subió a un avión, éste no llegó a despegar del aeropuerto canario y la plataforma de apoyo a la activista ha denunciado que no hubo un acuerdo real con Marruecos, sino una simple autorización rutinaria para un vuelo en el que no se informó de que iba Haidar.

RENUNCIA A LA ATENCIÓN MÉDICA

El sábado, el médico que la atiende advirtió que la salud de Haidar, que sólo consume agua azucarada, podría sufrir un deterioro irreversible incompatible con la vida.

que debilitada por la huelga ya no sube a la terminal - para determinar su estado físico y psíquico, a petición de las autoridades.

En respuesta a la actitud con la que se llevó a cabo la visita, la activista ha anunciado que se niega a recibir asistencia médica, tanto de su médico como de cualquier otro que se envíe, según dijo el lunes Fernando Peraita, portavoz de la plataforma Todos con Aminatu.

"La quisieron hacer un examen médico contra su voluntad, expulsaron a sus ayudantes", dijo a la prensa Peraita tras reunirse con ella. "La han amenazado con alimentarla a la fuerza, lo cual va contra sus derechos humanos".

José Antonio Alonso recordó que ha habido otros casos en los últimos años en los que se ha internado a una persona en huelga de hambre "por motivos de salud".

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró el domingo que España está haciendo todo lo que está a su alcance para conseguir una salida a la situación, aunque señaló que siempre debe prevalecer el "interés general" y que "una de las prioridades de la política exterior española es mantener buenas relaciones con todos nuestros vecinos".

"Están intentando presionar a Aminetu en vez de a Marruecos (...) sin devolverla a su casa ni entorpecer las relaciones con Marruecos", denunció Peraita.

Haidar ha acusó a los gobiernos español y marroquí de complicidad para empujarla hacia la muerte y de vulnerar la legalidad internacional, mientras que el Gobierno marroquí la acusa de estar "manipulada" por los servicios secretos de Argelia, país que ayuda al Frente Polisario, el movimiento que pide la independencia del Sáhara Occidental.