Público
Público

El Gobierno, el PP y los partidos vascos creen que el destino final de ETA es la cárcel

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno, la oposición y los partidos vascos, además de asociaciones de víctimas y empresarios, han condenado hoy los atentados de ETA en Vitoria y Ondarroa (Vizcaya) y se han mostrado convencidos de que el destino final de los terroristas es la cárcel.

Estas son las principales reacciones que han suscitado:

- El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha mostrado su "repulsa" y "desprecio" por los atentados y ha asegurado que el Estado democrático "no retrocederá ni un milímetro" ante ETA y sólo la banda terrorista tendrá que hacerlo porque su destino es la cárcel.

- El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha afirmado que va a "estar detrás" del Gobierno para derrotar a ETA, algo para lo que los "experimentos" y la "negociación" sólo "sirven para retrasarla", aunque ha señalado que esta "batalla" se ganará pronto gracias a los españoles y el Estado de Derecho.

- El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, ha hecho un llamamiento "a toda la sociedad vasca y española para trabajar conjuntamente con todas las fuerzas políticas y las fuerzas de seguridad y acabar entre todos con ETA".

- El secretario general del PSE-EE, Patxi López, ha dicho que los atentados ponen de manifiesto que "la prioridad del país es acabar con ETA, porque ETA quiere acabar con el país".

- La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha asegurado que los terroristas serán derrotados "con la aplicación rigurosa y firme de las leyes, y el cumplimiento íntegro de las penas que les sean puestas".

- El presidente del PP del País Vasco, Antonio Basagoiti, ha pedido hoy al Gobierno vasco que se una a la "alianza" de su partido y el PSOE sobre las "fórmulas" para acabar con ETA.

- El presidente del Senado, Javier Rojo, ha dicho: "no vamos a doblar la rodilla, ni nos vamos a amedrentar, ni tan siquiera vamos a ceder. Seremos más fuertes y lo que tenemos que hacer mañana es marcar estrategias para acabar con el terrorismo".

- El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, ha afirmado que los destrozos ocasionados en los atentados reflejan "el mensaje de liberación nacional" que tienen los violentos para la sociedad vasca.

- El portavoz de EB, Mikel Arana, le ha advertido a la izquierda abertzale que "no tendrá legitimidad para exigir al resto de partidos su apoyo contra las ilegalizaciones si continúa callada cuando ETA atenta".

- EA ha manifestado el "hartazgo que vive la sociedad vasca con la violencia y la sinrazón" de la violencia terrorista, al tiempo que ha asegurado que ETA hace "oídos sordos a la inmensa mayoría de Euskal Herria, que le exige reiteradamente vivir en paz".

- El coordinador general de Aralar y portavoz de Nafarroa Bai, Patxi Zabaleta, ha considerado que los atentados "son en perjuicio del futuro político de esta tierra".

- Aralar ha reclamado a ETA un "cese de la actividad armada unilateral y sin contraprestaciones" porque "la solución del conflicto en Euskal Herria vendrá con diálogo y profundización democrática".

- La presidenta de las Juntas Generales de Guipúzcoa, Rafaela Romero (PSE/EE), ha exigido "una condena tajante de toda la clase política para no dar aliento a los terroristas".

- La red ciudadana por el Acuerdo y la Consulta Lokarri ha considerado que los atentados no se pueden justificar con la ilegalización de ANV y EHAK-PCTV la pasada semana y la condena a 21 dirigentes de Gestoras pro Amnistía.

- La Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) ha señalado que los atentados forman parte de una "escalada de presión y rearme" por parte de la banda terrorista.

- Dignidad y Justicia ha expresado su "mayor desprecio" por los atentados y ha manifestado que la democracia "seguirá en pleno estado de forma para combatir el terror".

- El presidente de la patronal CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, ha señalado que el Estado de Derecho "debe seguir aplicando todas sus fuerzas para acabar con esta lacra".

- La Confederación Empresarial Vasca, Confebask, ha destacado la "importante labor" que realizan para el conjunto de la sociedad todos los colectivos que son atacados por ETA, como los policías y los empresarios.