Público
Público

El Gobierno preparará una Cumbre de Igualdad para 2010

Durante la visita a Monrovia para acudir a un Coloquio Internacional para el empoderamiento de la mujer, la vicepresidenta del Gobierno ha anunciado la organización de la cumbre paraconseguir una política europea concertada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La vicepresidenta primera del Gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega, anunció hoy en Liberia que España situará la igualdad entre las prioridades de su presidencia de turno de la Unión Europea (UE), que asumirá en 2010.

Fernández de la Vega inauguró en Monrovia el Coloquio Internacional sobre Empoderamiento de la Mujer, Desarrollo del Liderazgo, Paz y Seguridad Internacional, organizado por las presidntas de Liberia, Ellen Johnson-Sirleaf, y Finlandia, Tarja Halonen, en el que animó a las africanas a asumir el liderazgo.

La vicepresidenta española aseguró que dentro de un año, en marzo, convocará una cumbre de ministros de Igualdad de la UE para conseguir una política concertada. 'La igualdad y muy especial la lucha contra la violencia de género', explicó, 'se convertirán en una política central de la acción europea'. Fernández de la Vega hizo el anuncio en este coloquio, destinado a potenciar un liderazgo más eficaz de las mujeres africanas con las experiencias que aportarán líderes de todo el mundo.

'Debemos aspirar a un orden internacional en el que dispongamos de instituciones que garanticen el buen gobierno económico, pero que también trabajen por el buen gobierno político y social, por el equilibrio medioambiental, por la justicia y, por supuesto, de manera fundamental por la igualdad', agregó Fernández de la Vega.

'La situación de crisis mundial exige que entre todos -gobiernos, organismos, agentes sociales y ciudadanos- construyamos un nuevo marco para el funcionamiento de la que será la nueva sociedad global' y para ello 'es imposible construir un nuevo mundo sin contar con las mujeres', la mitad de la población mundial, añadió.

La reunión, a la que asisten varios cientos de mujeres africanas y europeas, intenta poner en práctica los propósitos fijados en la resolución 1325 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre la mujer, la paz y la seguridad, para garantizar su protección frente a los abusos en momentos de conflicto y facultarlas para que intervengan en la recuperación de sus países.