Público
Público

El Gobierno se propone el regreso "a la carta" de los investigadores biomédicos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Oficina para el Retorno de Investigadores Biomédicos en el Extranjero (BioIEX) se propone ayudar a encontrar el destino más adecuado a cada científico español en el extranjero interesado en volver a España, especialmente a aquéllos que comenzaron su carrera fuera y llevan muchos años allí.

"Vamos a facilitar que estos investigadores, mujeres y hombres españoles y también extranjeros que desean volver e incorporarse a la actividad investigadora en nuestro país, conozcan no sólo los centros que hay en la actualidad, sino qué iniciativas están poniéndose en marcha en todo el territorio nacional", ha señalado hoy el ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria.

Hasta el momento, se han registrado 425 investigadores (32 por ciento de mujeres) en la base de datos de la Red de Investigadores en el Exterior (www.rediex.es), que es el paso previo para acceder a los servicios de BioIEX.

Esta oficina, visitada hoy por Soria, es fruto de un acuerdo entre el Instituto de Salud Carlos III, dependiente de Sanidad, y la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), del Ministerio de Educación y Ciencia.

Según Sanidad, es la pieza "clave" del plan para promover el retorno de "cerebros" para que trabajen en centros españoles de biomedicina.

BioIEX buscará un proyecto y un lugar de trabajo de ámbito nacional que encaje en la labor efectuada hasta la fecha por el investigador con el propósito de favorecer la vuelta en las mejores condiciones posibles, es decir "a la carta".

Con tal fin, la oficina establece una relación personalizada con todos los interesados en aspectos como la identificación de los centros de investigación, públicos o privados, puestos adecuados a su perfil, y asesoramiento sobre vivienda y colegios y adaptación familiar.

En resumen, se trata de "unir los intereses personales de los investigadores con las necesidades de los centros de investigación españoles, particularmente con las del Sistema Nacional de Salud".

El sistema se basa en la interacción para que cada uno encuentre el sitio adecuado y además tenga ocasión "de negociar un paquete", en el sentido de dónde se puede investigar, qué otros servicios hay disponibles, si además se puede contratar a técnicos o a titulados postodoctorales.

Soria ha enfatizado que un investigador no regresaría solo, sino que viene acompañado por su grupo, por un equipo completo, que supone otras diez o veinte personas.

"Si recuperamos a los 425 sería un gran éxito. ¿Si me doy por satisfecho? La respuesta es no; un país que quiere ser líder en el mundo tiene que recuperar a su capital humano y al de otros países", ha dicho Soria.

Por otro lado, el ministro ha presentado a las asociaciones de pacientes, junto con los investigadores responsables, cuatro de los ensayos más avanzados en acciones transversales de tratamiento del cáncer, uno de ellos de mama, a los que se dedican ocho millones de euros.

Se trata de la Estrategia Nacional para la Transmisión Acelerada de los Avances Científicos a los Pacientes de Cáncer, en colaboración con las CCAA.

Según el ministro, es un esfuerzo por acercar la investigación al paciente, para que las nuevas terapias no tarden cinco años en llegar a los enfermos, sino que lo hagan en 2008 a ser posible.

"Para ciertas patologías, no se puede esperar cinco años, porque son muy graves o porque el propio proceso empeora de tal forma, que cuando llegue la terapia ya no alcanza a estos pacientes", ha explicado.