Público
Público

El Gobierno reduce el presupuesto de Presidencia para "conseguir más con menos"

De la Vega defiende que se combina "austeridad y eficacia"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha defendido hoy la reducción de la asignación presupuestaria destinada a Presidencia, de más de un 5% en comparación con la del presente año, porque así pretende 'conseguir más con menos'.

De la Vega ha hecho estas declaraciones durante el pleno del Congreso que se ha celebrado hoy y en el que también se ha aprobado el articulado del proyecto de Ley de los Presupuestos Generales del Estado para 2010. Durante la votación se introdujeron siete enmiendas. 

La vicepresidenta ha comparecido ante el pleno del Congreso para explicar las partidas presupuestarias de su Departamento, ha destacado 'la austeridad' de tales partidas por ir en la línea de lo que en tiempos de crisis 'demanda la ciudadanía'. 'Es un presupuesto que combina la austeridad que exige el momento económico que vivimos con la garantía de la eficacia y la responsabilidad en el ejercicio del servicio público', ha subrayado la vicepresidenta primera.

Pese a la ampliación del organigrama por haber asumido la función pública, el presupuesto total de Presidencia es de 915 millones de euros, un 5,73% menos que el del presente ejercicio. De ellos, 10,5 millones constituyen las dotaciones a los ex presidentes y ex ministros.

Tras destacar que los sueldos de los altos cargos están congelados y que la remuneración de los funcionarios subirá un 0,3 por ciento el año que viene en virtud del acuerdo de hace meses, la vicepresidenta ha defendido dicha subida salarial del cuerpo público porque en él descansará en gran medida la salida de la crisis.

También ha desgranado las rebajas de 100 millones de euros para Presidencia del Gobierno o de 4,8 millones para la Jefatura del Estado. De la Vega, en este sentido, ha explicado que los 55 millones de euros dirigidos a la Presidencia rotatoria de la UE suponen casi la misma cuantía que la reservada para el mismo fin en 2002, en época del Gobierno de José María Aznar.

Los reproches han procedido de CiU y de ERC por la poca o nula dedicación al fomento del deporte catalán. El PP se ha centrado en el aumento del déficit, toda vez que los Presupuestos, en términos globales, incide en agrandarlo, y en censurar algunas partidas, como la dedicada a la Presidencia de turno de la UE.