Público
Público

El Gobierno reformará los convenios "sin tocar derechos"

Se tomará como base el acuerdo que sindicatos y CEOE tuvieron casi a punto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Después de que el jueves patronal y sindicatos rompieran el diálogo para reformar la negociación colectiva, hoy la cascada de reacciones no paró un segundo. El vicepresidente del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguró que la reforma que aprobará el Ejecutivo el viernes que viene tomará como base los consensos a los que sí llegaron los agentes sociales. La reforma potenciará la flexibilidad interna de las empresas, pero no 'a costa' de derechos laborales.

'El Gobierno está a 15 minutos de hacer la ley porque va a coger la base del acuerdo que estuvo a punto de cerrarse entre los sindicatos y los empresarios', aseguró, parafraseando al secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, que esta misma semana señaló que el pacto estaba 'a 15 minutos'. Rubalcaba insistió en la importancia de combinar flexibilidad y seguridad. Descartó también que la ruptura del diálogo vaya a afectar a otras negociaciones que patronal y sindicatos tienen abiertas, como la de contratación y empleo juvenil.

Méndez aseguraque los sindicatos han arriesgado mucho

Ambas partes siguen apuntando al otro como causante de la ruptura. Toxo subrayó este viernes que el acuerdo no fue posible por las 'posiciones extremas' de la CEOE en los últimos días. Y advirtió al Gobierno de que no se deje aconsejar por 'algunos pretendidos amigos' a la hora de elaborar el proyecto de ley, ya que pueden hacer que el Ejecutivo sea el que 'pague los platos rotos' del desacuerdo. El secretario general de UGT, Cándido Méndez, dijo que los sindicatos también son responsables de la ruptura, aunque resaltó que ellos han arriesgado mucho y han modificado posiciones que han defendido 'a lo largo de los años'. Recordó también que las reformas laborales o de negociación colectiva que se han impuesto 'no han funcionado'.

La patronal sigue rechazando el papel de culpable. Su presidente, Juan Rosell, volvió a negar que hayan existido presiones por parte del PP. La patronal madrileña, a la que se acusa de haber forzado un endurecimiento de la postura patronal, también rechaza esta máxima. 'Nosotros hicimos unas sugerencias lógicas para enriquecer estas negociaciones', señaló su presidente, Arturo Fernández.

El presidente del PP, Mariano Rajoy, criticó hoy que se señale con el dedo a la patronal como culpable de la ruptura. 'Cuando alguien gobierna debe tener un criterio, una opinión y la capacidad para convencer a los agentes económicos y sociales, lo que no puede hacer es desentenderse', dijo en referencia al Gobierno y ante un auditorio repleto de empresarios.

Rosell niega que hayan existido presiones por parte del PP

Para IU, el navajazo de la CEOE a la negociación colectiva es una prueba del avance del 'golpe antidemocrático de mercado', informa Juanma Romero. Según subrayó Gaspar Llamazares, con sus condiciones 'inaceptables', la patronal prueba que 'no tiene suficiente' con la 'falta de democracia en las empresas', sino que quiere 'retrotraerse a la época feudal'. El informe que lleva mañana Cayo Lara al Consejo Federal, al que tuvo acceso Público, añade que la 'vuelta atrás' de la CEOE señala la 'injerencia política de sectores empresariales próximos al PP y adelanta el programa oculto de la derecha'.