Público
Público

El Gobierno revisa el plan de intervención en las grandes ciudades ante las nevadas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno ha revisado los protocolos de intervención ante las grandes nevadas, principalmente en lo que se refiere a grandes ciudades y áreas metropolitanas, como Madrid, con el fin de evitar el caos que se registró en esta capital los pasados 9 y 10 de enero.

El subsecretario del Ministerio del Interior, Justo Zambrana, en la presentación de la campaña de vialidad invernal en las carreteras del Estado, ha subrayado hoy que el protocolo trata de fortalecer la coordinación entre las administraciones con mecanismos de respuesta más eficientes, haciendo especial énfasis en las condiciones de los accesos a grandes ciudades como Madrid, Zaragoza o Valladolid.

El nuevo protocolo puesto en marcha por el Gobierno prevé la creación de la unidad de evaluación de riesgos y se incluyen los avisos de nivel amarillo en la fase de alerta -actualmente son sólo rojo y naranja- en el caso de grandes ciudades, especialmente el área Madrid-Henares.

En cuanto a medios, Zambrana ha asegurado que "son razonablemente altos, otra cosa sería quizá una desmesura, hay medios suficientes y se han multiplicado en los últimos años".

Para Zambrana, "la Administración no es negligente, toma medidas, está por ver que acierte de pleno en la solución de todos los problemas derivados de las nevadas, pero trataremos de que así sea, y de contar con la colaboración de los ciudadanos".

En total, la Administración General del Estado prevé gastar en la campaña de vialidad invernal un total de 55,2 millones de euros en 25.472 kilómetros de carreteras, de los que 10.799 son de alta capacidad, autovías y autopistas de peaje.

Según el director general de Carreteras del Ministerio de Fomento, Aureliano López, se trata del 15% del total general de la red que hay en España, pero que absorbe el 51% del conjunto del volumen de tráfico.

La Unidad Militar de Emergencias, de acuerdo con su general jefe, José Emilio Roldán, desplegará para esta campaña los mismos efectivos que ha empleado en la lucha contra los incendios este verano: 3.000 militares, de los que 1.500 acuden a la emergencia y la otra mitad permanecen como respaldo y servicios.

Para la campaña de nieve la UME contará con medios como transportes oruga acorazados (TOA), que demostraron su efectividad a la hora de rescatar a miles de conductores y ocupantes de vehículos atrapados en carreteras radiales de Madrid, como la M-50, o de despejar la nieve que mantuvo cerrado el aeropuerto de Barajas.

La directora general de Protección Civil, Pilar Gallego, ha expresado la satisfacción del Gobierno con la actuación de la UME y la coordinación que establece en las operaciones con el resto de organismos que intervienen en las emergencias.

Asimismo ha anunciado que se está negociando un acuerdo en Madrid, para establecer un plan especial, donde además de la Administración central intervendrán la autonómica, el ayuntamiento y AENA, con el fin de diagnosticar los accesos más conflictivos, implementar más medios y coordinar los operativos.

El director general de Tráfico, Pere Navarro, ha anunciado la puesta en marcha de una campaña publicitaria, a partir de diciembre, que hace referencia a la necesidad de llevar cadenas, aunque ha explicado que, lo lógico, es que en los puntos más sensibles se utilicen neumáticos especiales desde el comienzo de la temporada.