Público
Público

El Gobierno sacará adelante la Ley de Financiación con un margen muy ajustado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Si se cumplen las previsiones del grupo parlamentario socialista, la reforma legislativa que materializa el nuevo modelo de financiación autonómica saldrá hoy adelante en el pleno del Congreso, aunque por escaso margen, posiblemente con los votos justos para alcanzar la mayoría absoluta de 176 escaños.

Los socialistas precisan del apoyo de siete diputados de otros grupos para conseguir la mayoría absoluta que exige la modificación de una ley orgánica como la que hoy vota la Cámara Baja: la Ley Orgánica de Financiación de Comunidades Autónomas (LOFCA).

Cuenta el PSOE con sus 169 diputados, a los que suma los tres de ERC, dos de Coalición Canaria, el de Joan Herrera (ICV) y el de Uxue Barkos (Na Bai), o sea, la mayoría absoluta justa.

Enfrente, tendrá 151 votos en contra del PP (dos diputados no podrán asistir por enfermedad), los diez de CiU, dos del BNG y uno de UPyD, esto es, 164 escaños.

Pulsarán el botón de la abstención, según diversas fuentes parlamentarias, los seis representantes del PNV y posiblemente el de UPN, Carlos Salvador.

El diputado de IU Gaspar Llamazares ha dejado claro que él no ejercerá de obstáculo para la implantación del nuevo modelo y, aunque en un principio tiene previsto abstenerse, también podría inclinarse hacia el "sí", algo que no se sabrá hasta mañana.

Con estos números, y teniendo en cuenta la posibilidad de que algún diputado pueda cometer algún error al votar e incluso de que se produzca alguna baja imprevista, los socialistas tratarán de asegurar en la votación la presencia de todos y cada uno de los miembros de su grupo y apurarán al máximo la negociación con los que optan por la abstención para intentar llevarlos al bando del "sí".

Entre tanto, el grupo popular intentará mañana en el debate hacer valer como argumento político esta ajustada mayoría, puesto que el modelo de financiación vigente desde 2001 únicamente tuvo diez votos en contra en el Parlamento, frente a los más de 160 que augura el PP para el nuevo.

Se trata de un sistema que dota de mayor autonomía financiera y corresponsabilidad fiscal a las autonomías, ya que contarán con una mayor capacidad normativa y un mayor porcentaje de impuestos cedidos: el 50 por 100 del IRPF y el IVA, y el 58 por 100 de los impuestos especiales

Junto con el proyecto de ley por el que se regula el sistema de financiación de las comunidades autónomas de régimen común y ciudades con estatuto de autonomía y se modifican determinadas normas tributarias, la LOFCA conforma el nuevo sistema de financiación autonómica.

La tramitación de estos proyectos comenzó el pasado 29 de octubre, con el rechazo de las enmiendas a la totalidad presentadas por el grupo parlamentario popular, el grupo Mixto (UPyD y BNG) y los nacionalistas de CiU.

El nuevo modelo fue aprobado el pasado 15 de julio por el Consejo de Política Fiscal y Financiera, con el apoyo de las autonomías gobernadas por los socialistas y por Canarias, Cantabria y la ciudad de Ceuta, mientras que contó con la abstención de las comunidades del PP, y de Melilla.